¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reposición de calles franquistas

El tripartito pedirá a la juez que aclare cómo ejecutar la medida

Guanyar le recuerda al alcalde que todos son "corresponsables" y éste afirma que sigue de acuerdo "en el fondo". En el almacén de las Cigarreras trabajan por recuperar las antiguas placas

Un operario carga las antiguas placas franquistas en Las Cigarreras para su reposición en las calles, en cumplimiento del auto judicial /

El equipo de gobierno de Alicante estudia hoy, con sus servicios jurídicos municipales, qué paso dará para cumplir la sentencia de una juez que paraliza el cambio de calles realizado y obliga a restituir las placas antiguas con los nombres franquistas. Lo previsible es que presente un escrito de aclaración para saber "de qué manera se pueden ejecutar las medidas cautelares".

Entienden que reponer los nombres franquistas puede suponer el incumplimiento de una ley, an alusión a la Ley de Memoria Histórica. En el fondo, todos están de acuerdo, pero el alcalde sigue desmarcándose de la gestión que han hechos sus socios de gobierno.

Mientras, en el almacén de Las Cigarreras, donde se guardan los bienes muebles del archivo Municipal de Alicante, los operarios se afanaban ya este viernes en recuperar las antiguas placas, que siguen intactas.

La intención es interponer el recurso al que da opción el auto, en un plazo de 15 días, según explicaba la edil delegada de Memoria Histórica, María José Espuch. Asegura  que ella no se ve "reponiendo de nuevo las placas a fascistas" e insta al portavoz del PP, Luis Barcala, que interpuso el recurso por el que ahora el juez ha paralizado el proceso, a ser el quien lo haga.

Espuch, de Compromís, ha lamentado las palabras de ayer del alcalde, desvinculándose éste de la forma de haber actuado sus socios de gobierno. Dice que "hasta ahora" les había apoyado en todo momento y que "el alcalde tiene sus días".

Por su parte, desde Guanyar, el otro socio del tripartito, su vicealcalde Miguel Ángel Pavón le recuerda al primer edil que es "corresponsable" ya que su grupo, el PSOE, apoyó en junta de gobierno la decisión y nunca planteó objeciones.

Al respecto éste, Gabriel Echávarri, ha insistido en que quizá la ejecución del cambio de nombres de calles y plazas franquistas podía haberse hecho "de otra forma" aunque apoya el fondo de la cuestión.

El primer edil ha manifestado que lo aprobó por Junta de Gobierno porque está absolutamente de acuerdo "en el fondo de la cuestión". Lamenta que el Partido Popular quiera que siga habiendo una plaza de la División Azul en su ciudad y ya ha asegurado que no tomará medidas contra los dos ediles, María José Espuch y Dani Simón, tal como los populares habían pedido.

Asegura que comenzarán a cambiar las placas de forma inmediata pero entiende que es una contradicción poner las antiguas, cuando administrativamente se mantendrán los nuevos nombres. Según Echávarri, el auto de la jueza no frena la decisión tomada en junta de gobierno local y las medidas administrativas seguirán adelante.

También ha terciado en la polémica el presidente provincial del PP, José Císcar, quien habla de "desgobierno" y acusa al tripartito de actuar "con nocturnidad y alevosía" y sin dar plazo suficiente, dice, a los ciudadanos para realizar los cambios. Añade además que si el alcalde hubiera actuado de otra forma, como ahora dice, debería haberlo hecho.

Son una cuarentena de placas con nombres franquistas los que ya se habían cambiado, a falta de siete que estaban esperando hacerlo, algunas de ellas para dar un realce al acto, por su contenido simbólico.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?