¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cifuentes no pagará las becas de comedor en la nueva red de escuelas infantiles de Carmena

El Ayuntamiento de Madrid defiende que “cueste lo que cueste para las arcas municipales, se va a garantizar este derecho para los niños y niñas de familias vulnerables”.

El equipo de Manuela Carmena ha recibido con evidente malestar la noticia del Gobierno regional. En las reuniones técnicas que el Ayuntamiento está manteniendo con la Comunidad de Madrid, tras la decisión del Ayuntamiento de crear su propia red de escuelas infantiles a partir del próximo curso escolar (2017-2018), el Gobierno de Cristina Cifuentes ha comunicado al Consistorio que dejará de abonar las becas de comedor a los niños que acudan a esos centros municipales.

La Comunidad basa su rechazo en que una vez que el Ayuntamiento se sale de la red, ellos "van a tratar las escuelas municipales como si fueran privadas". “Es evidente que nosotros discrepamos toda vez que las escuelas municipales están sostenidas con fondos públicos y por lo tanto no pueden ser equiparadas nunca a una privada”, asegura en declaraciones a la SER la primera teniente de alcalde y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, “impresionada e impactada” por la decisión del Gobierno de Cifuentes.

En la actualidad son 1.300 los niños que se están beneficiando de estas ayudas, que el Consistorio se compromete a seguir costeando. “Las familias deben saber que el Ayuntamiento va a mantener esas ayudas y que no debe haber ningún motivo de alarma ya que todos los niños y niñas que lo necesiten van a poder seguir acudiendo al comedor infantil, aunque seamos nosotros en solitario los que abonemos los gastos de la comida íntegramente”.

“Aún estamos haciendo los cálculos pero lo más importante es que este Gobierno municipal está absolutamente decidido a que prevalezca el derecho a la alimentación de estos niños y niñas, que son hijos de familias vulnerables, y que accederán sin ningún problema a las escuelas y reciban la alimentación correspondiente”, remarca Higueras.

“Estas ayudas están dirigidas a familias vulnerables, en una situación de dificultad grave y nosotros entendemos que esa ayuda de comedor es un acicate más para que los niños se puedan acercar a la escuela. Y es importante que lo hagan desde un primer momento ya que, como indican diversos estudios, cuanto antes vayan es mucho mejor para su desarrollo”, añade.

La beca de alimentación, precisa el Ayuntamiento, es un incentivo más para que estos menores vayan a la escuela y que estas familias necesitadas, y con más dificultades que otras, puedan llevar a sus hijos e hijas y puedan beneficiarse.

La nueva red municipal

El nuevo modelo del Ayuntamiento, en el que primará el proyecto educativo y el número de trabajadores en lugar del precio en las licitaciones, supondrá una “mejora notable” para las escuelas, pero también para las familias.

Las mejoras, según el Ayuntamiento, serán evidentes ya que cambiarán las condiciones laborales de los trabajadores y bajarán las tarifas que pagan las familias.

Durante la presentación del proyecto, en mayo de 2016, Higueras pidió cambiar el concepto de guardería al de educación infantil -"no son un aparcaniños", dijo- y apostar por una mayor calidad en la atención entre los 0 y los 3 años y con menor coste para las familias.

Con carácter general, la delegada señaló que “la educación de los niños y niñas de 0 a 3 años es una cosa muy seria, y no nos parece adecuado que varias de estas escuelas estén en la actualidad gestionadas, por ejemplo, por empresas de limpieza, que poco o nada tienen que ver con la educación”. Higueras explicó entonces que se primarán aspectos como el bilingüismo, la cualificación del profesorado, que propongan proyectos educativos innovadores o sistemas de trabajo que favorezcan la calidad de la enseñanza, entre otros aspectos.

En la actualidad el consistorio dispone de 56 escuelas infantiles municipales, de las cuales 2 son de gestión directa y el resto de gestión indirecta. El precio medio por niño es de 276 euros, con comedor y sin horario ampliado.

La titular de Equidad se reunió entonces con el consejero de Educación, Rafael van Grieken, encuentro del que salió este acuerdo, según el cual el Gobierno de Cifuentes dejará de financiar el 60% de las escuelas municipales, unos 8 millones al año, cantidad que será asumida por el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento pretende abrir otras 7 escuelas infantiles en el curso 2017/2018 -una en Moncloa-Aravaca, Arganzuela, Villaverde, Moratalaz, Retiro y dos en Fuencarral- que sumarán otras 825 plazas a la red.

Cargando