¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los centros educativos contarán con buzones "help" para denunciar el acoso escolar

También se habilitará un servicio telefónico regional en el que poder contar posibles casos. Son algunas de las medidas del nuevo Plan Regional de Convivencia Escolar 2017-2020 que mañana se hará llegar a todos los centros de la Región

El Plan Regional para la Mejora de la Convivencia Escolar 2017-2020, pretende mejorar la convivencia escolar en los centros educativos de la Región de Murcia a través de 80 medidas específicas, haciendo partícipe al conjunto de la sociedad, tal y como ha destacado la consejera de Educación y Universidades.

Así, destacan como principales líneas de actuación la sensibilización social y el trabajo conjunto de todos los sectores de la sociedad, el aumento del número de canales de difusión de información, el incremento de la formación y mejores e innovadores mecanismos de detección y prevención de situaciones que puedan alterar el buen clima de convivencia del alumnado.

En este sentido, Sánchez-Mora ha destacado, tras presentar el plan en la reunión del Consejo de Gobierno, que "el Ejecutivo regional comparte con la sociedad la necesidad de sensibilización de todos sobre la mejora de la convivencia escolar y presenta un ambicioso, duradero e inclusivo plan para seguir garantizando un buen clima de convivencia en las aulas".

El nuevo plan regional está dotado con una inversión inicial de 310.000 euros, es decir, el doble de lo que se destinaba hasta ahora, para aumentar recursos y estrategias destinadas a ayudar a docentes, alumnos y sociedad en general a combatir el acoso escolar.

Sánchez-Mora ha resaltado que es "un trabajo en común que pretende la unión social para asegurar la buena convivencia y prevenir el acoso en todas sus modalidades. Se trata de un instrumento más al servicio de la comunidad educativa, con medidas concretas y ejes de actuación para cada sector social, donde se contemplan acciones profesionales en coordinación con otras entidades que enriquecerán la intervención, la formación y la difusión de información", ha afirmado.

La Consejería de Educación y Universidades realizará cursos específicos sobre habilidades y valores sociales, empatía e inteligencia emocional e implantará proyectos pilotos e innovadores con garantías de éxito, entre los que destacan 'Cuenta Conmigo' y 'Redponsables', además de habilitar redes y dispositivos más ágiles y eficaces de detección de posibles problemas de convivencia, como los 'Buzones Help', en los centros educativos, entre otras acciones.

Además, se pondrá en marcha una plataforma 'on line' que conectará a todos los colegios e institutos y permitirá tener más y mejor intercambio de información, favoreciendo las sinergias y las buenas prácticas entre los centros educativos, y compartir experiencias de los asuntos relacionados con la convivencia escolar y contra el acoso. Por otro lado, la Comunidad publicitará el teléfono nacional contra el acoso escolar, y a su vez habilitará un servicio telefónico regional complementario a disposición de los ciudadanos donde se podrá solicitar información e informar sobre supuestos casos de acoso escolar.

Asimismo, el plan contempla la creación de un 'Grupo de Control Regional' que "ejerza la función de mediación, control y difusión de información sobre aspectos para la mejora de la convivencia entre los centros, y la formación de alumnos como monitores de convivencia y mediadores, además de la celebración en el calendario escolar del día 'Tolerancia Cero ante el acoso escolar', en el que los colegios e institutos harán actividades sensibilizadoras que lo combatan", ha destacado Sánchez-Mora.

El Plan incluye también medidas de carácter reeducador y pedagógico, acuerdos de convivencia y el uso de la mediación escolar en los institutos de la Región. A su vez, la Comunidad hará estudios indicativos y campañas de sensibilización y concienciación social.

El Plan regional de Mejora de la Convivencia Escolar viene a reforzar el amplio servicio que la Consejería ofrece, con 450 profesionales específicos que trabajan cada día al servicio de los centros educativos de la Región, entre orientadores, profesores técnicos de servicios a la Comunidad, inspectores, equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica y el Observatorio para la Convivencia, entre otros.

La consejera ha señalado que todas estas medidas están diseñadas para permitir una actuación "anónima" por parte de cualquier persona de la sociedad, pertenezca o no a la comunidad educativa, pueda poner en conocimiento del centro educativo y de forma anónima cualquier situación de acoso que detecte. Automáticamente, la Consejería pondría en marcha el protocolo.

Todo ello se une a las medidas que "ya están en marcha" y a los 450 profesionales especializados que están ya trabajando en la materia "todos los días e intensamente".

 

El protocolo se activó en el caso de la niña que se quitó la vida pero no se dio parte a la Fiscalía porque no se encontraron indicios de que hubiera acoso escolar.

La consejera de Educación y Universidades, María Isabel Sánchez-Mora, ha afirmado que su departamento activó el protocolo en el caso de la niña que se quitó la vida el pasado 10 de enero por un presunto caso de acoso escolar, pero ha señalado que, si no se dio parte a la Fiscalía de Menores es porque, en ese momento, quienes estaban llevando a cabo el protocolo "consideraron que no había indicios de acoso escolar".

"Lógicamente, si hubieran detectado que sí había acoso escolar, lo hubieran puesto en conocimiento de la Fiscalía", según ha respondido Sánchez-Mora al ser preguntada por este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha presentado el Plan de Mejora de la Convivencia Escolar.

La consejera ha confirmado que el protocolo contra el acoso escolar se activó y, ahora mismo, hay en marcha una investigación en la que están implicados menores. Precisamente por este motivo, ha señalado que "tenemos que tener cautela hasta que no se averigüe lo que pasó de una forma fehaciente".

Al mismo tiempo, la Consejería de Educación y Universidades está realizando su propia investigación interna, con información reservada para conocer exactamente qué es lo que sucedió en ese caso.

Ahora mismo, el protocolo establece que, al detectar una situación de este tipo, la Consejería pone en marcha la recogida de información de todos los agentes que puedan proporcionar datos al respecto. A continuación, la Consejería cumplimentaría todos los trámites burocráticos y de papeleo. Finalmente, el equipo directivo, el de orientación y el de convivencia escolar deciden si se trata o no de una situación de acoso.

Cuando hay indicios claros de una situación de acoso, el protocolo establece que "hay que ponerlo en conocimiento no de la Policía, sino de la Fiscalía de Menores", según la consejera de Educación.

Al ser preguntada por la posibilidad de tomar medidas en tanto en cuanto actúa la Justicia, en el caso de la niña que se quitó la vida, la consejera ha respondido que ya se habían tomado medidas como la expulsión del centro de algunos alumnos y, antes de que finalizara el protocolo, los padres solicitaron a la Consejería el traslado de centro.

En dos días, ese traslado "fue una realidad", según la consejera, quien ha señalado que eso demuestra que "se toman medidas, también educativas, por parte de la Consejería".

Cargando