¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Torralba guardará un cofre del tiempo junto a las raíces del olmo nuevo que plantarán en la plaza

El tronco del olmo viejo, que murió de grafiosis y que ha presidido la plaza del pueblo durante más de 300 años, se convertirá en una escultura

Plaza de Torralba en la segunda mitad del siglo XX. /

La localidad de Torralba, en la Alcarria de Cuenca, comienza una nueva era en su historia el próximo 26 de febrero. Para ese día está previsto el acto de plantación de un árbol para presidir su Plaza Mayor.

Olmo viejo de Torralba. / villadetorralba.es/

Estará ubicado en el centro del mismo rollo de piedra que durante más de 200 años ha permitido crecer y dar sombra al olmo de este pueblo que se había convertido en todo un símbolo natural de esta villa alcarreña. Este ayuntamiento ha reformado el viejo rollo y plantará “un olmo de la misma especie que el anterior pero resistente a la enfermedad de la grafiosis que acabó hace unos años con el árbol anterior”, según ha explicado en una entrevista en ‘Hoy por Hoy Cuenca’, Vicente Mañas, vecino de Torralba y uno de los promotores de la iniciativa.

Entrevista con Vicente Mañas en 'Hoy por Hoy Cuenca'. / Paco Auñón

Azulejo instalado en 2008. / villadetorralba.es

En la fachada del ayuntamiento se puede leer, en una placa de azulejos que se instaló en 2008 con motivo de una fiesta especial que los vecinos de Torralba hicieron bajo la gran copa de su olmo, que aquel olmo se plantó en 1787. “Ese día, además, nos dimos cuenta de que el olmo empezaba a tener los primeros síntomas de la enfermedad”, cuenta Mañas.

“El destino de todos los olmos europeos ha sido ese. En Torralba se trabajó durante años, a base de curas, para mantenerlo vivo, pero al final no se pudo evitar su muerte”. El olmo de Torralba era de grandes dimensiones, tanto que “en algunas ocasiones, cuando no estaba podado, sus ramas llegaban a rozar las fachas de los edificios de la plaza”, recuerda Mañas. Bajo su sombra, los torralbeños han hecho su vida durante varias generaciones, desde el 5 de febrero de 1787 cuando se plantó aquella “olma del concejo” que ha sido testigo de fiestas y duelos, de nacimientos y festejos taurinos, de verbenas y mercadillos.

El olmo tras una nevada. / villadetorralba.es/

Cofre del tiempo

Para iniciar esa nueva era, los vecinos de Torralba plantarán el nuevo olmo en un ambiente de fiesta el último domingo de febrero coincidiendo con la jornada de Cuevas Abiertas. “Hemos pensado que puede ser algo de agradecer por la generación que venga y que tenga la desgracia de tener que replantar o reponer de nuevo el olmo, encontrarse con los recuerdos de este tiempo”, explica Mañas. “Vamos a enterrar en el rollo, junto a las raíces del olmo nuevo, un cofre del tiempo. Pondremos lo que cada vecino quiera, una carta, una foto, un vídeo”.

El gran tronco seco del olmo viejo quedará como recuerdo de lo que representó en la historia de Torralba y se ubicará, ya como escultura de madera, junto a la ermita de San Antonio a las afueras del pueblo.

Fiesta medieval de Torralba en 2016 bajo el olmo ya seco. / Cadena SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?