Últimas noticias Hemeroteca

'Legionario': cómo el cine transforma un campo de paintball en Afganistán

El sábado pasado se celebraba en Madrid la fiesta anual del cine, los Goya. No sabemos si Legionario estará en la próxima edición, pero si no lo está no será porque sus creadores no le hayan puesto ganas y esfuerzos. Se trata de un proyecto independiente resultado de tres años de trabajo

Fotograma de la película Legionario /

Mucho se ha hablado de la magia del cine. Muchos reportajes y artículos han tratado de cómo con una cámara y mucho ingenio algunos directores son capaces de transformar un objeto o un lugar en algo completamente diferente sin que el espectador sea capaz de saber lo que realmente había detrás. Así sucede con la película Legionario , que llegará a los cines el próximo 17 de febrero.

Legionario es una película independiente, de bajo presupuesto, aunque no lo parezca, y cuyo rodaje y posproducción se ha prolongado durante más de tres años. Está ambientada, entre otros sitiois en Afganistán, pero se ha rodado sin salir de la Comunidad de Madrid. La magia del cine ha hecho que un campo de paintball, situado en Boadilla del Monte, se transforme por arte de magia en Afganistán. El resto del rodaje se desarrolló, durante el verano de 2014, en la Torre Metropolitana de Madrid.

Los problemas de ser independiente y no tener distribuidor

Cuando su director, Eduardo H.Garza, se embarcó en la aventura de grabar la película no podía imaginar en lo que se estaba embarcando y las dificultades que tendría para finalizarla. Tanto que algunos incluso algunos llegaran a barajar la posibilidad de que la película nunca llegaría a estrenarse.

Durante el rodaje, y la posterior fase de postproducción el equipo tiró de amigos y contactos. A cambio de un presupuesto más reducido tuvieron que aprender a esperar y a saber adaptarse a los huecos puntuales que surgían para poder realizar esas tareas. Así, por ejemplo, les pasó con el Ejército del Aire. Para grabar con ellos tuvieron que esperar a que efectuaran maniobras con los helicópteros, y eso no pasa todos los días.

Además, el cambio de formato llevado hace unos años en los cines, cuando se pasó del negativo al digital, también tuvo consecuencias en Legionario. Para proyectar las películas hay que abonar una especie de impuesto, el denominado VPF, que sirve para financiar las máquinas. Se paga alrededor de 800 euros por semana y sala. Eso hace que, ahora, para el cine independiente sea tan difícil estrenar películas en pantalla grande.

Legionario, un thriller entre Afganistán y Madrid

Tras su fiesta de bienvenida, un soldado español, que acaba de volver de Afganistán, despierta junto al cadáver de una joven que no es su prometida. En ese momento se enfrenta al dilema de pedir ayuda y arriesgarse a ser culpado de la muerte o encubrir el cuerpo y buscar quién es el responsable de ese asesinato.

Los actores principales son Raúl Tejón y Diana Palazón, ambos muy conocidos por el gran público por sus intervenciones tanto en la pequeña pantalla como en el teatro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?