¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATENTADO EN BARCELONALos Mossos investigan si el hombre abatido en Subirats es Younes Abouyaaqoub, el autor del atentado en Barcelona

Los misterios sin resolver del yacimiento conquense de Los Dornajos

Se trata de un asentamiento humano de hace 4.000 años, de la Edad del Bronce, ubicado en la localidad de La Hinojosa, en Cuenca, y estudiado desde 1976

Yacimiento de Los Dornajos en La Hinojosa (Cuenca). /

“El yacimiento arqueológico de Los Dornajos (La Hinojosa, Cuenca)” (Arkatros Ediciones, serie Arqueología, 1, Madrid, 2016) es el título del libro que recoge los trabajos arqueológicos realizados desde 1976 en el yacimiento conquense del mismo nombre localizado en un pequeño cerro del término municipal de La Hinojosa. Firma ese estudio la profesora de Prehistoria de la Universidad Autónoma de Madrid, Katia Galán, ya jubilada. Hemos hablado con ella en 'Hoy por Hoy Cuenca'.

Entrevista con Katia Galán en 'Hoy por Hoy Cuenca'. / Paco Auñón

Como en muchas otras ocasiones, los curas y los maestros de los pueblos y su inquietud por el conocimiento del entorno de sus parroquias y de sus colegios les han llevado a descubrir antiguos yacimientos arqueológicos. Eso ocurrió con Zenón Salas, el párroco de La Almarcha, al que los niños le contaron que habían visto una serie de grabados en unas rocas. El cura les dijo que se lo contaran a su maestro, a don Vicente Martínez Millán, de La Hinojosa, y así llegó la noticia, en modo de carta, al departamento de Prehistoria de la UNED donde por aquellos años 70 trabajaba de tutora Katia Galán.

Cuenco de cerámica a mano con decoración incisa e impresa. / Museo de Cuenca

“Don Vicente nos hizo centrar nuestra atención en Los Dornajos, un pequeño cerro en el que había unas cerámicas con una decoración poco habitual”, explica Galán. En el Museo de Cuenca se conserva un cuenco de cerámica a mano con decoración incisa e impresa rescatado de ese yacimiento, “una de las más significativas de ese lugar porque se ha conservado una cantidad de fragmentos que nos permiten ver la forma completa del vaso y se ve muy bien que lo característico es que, la pieza, está decorada, no solo por fuera, sino también por el interior”.

Esa vasija convirtió a Los Dornajos en un hito para la prehistoria peninsular. “A partir de ahí empezó una discusión, que todavía no ha terminado, sobre si aquello era cerámica campaniforme o no, o era una variedad, etcétera. Diversidad de opiniones, que se dice”.

El misterio de Los Dornajos

“El propio yacimiento es un tanto misterioso porque no sabemos qué fue”, se pregunta la arqueóloga. “No fue un asentamiento, un poblado normal, pero tampoco fue una necrópolis. Ese es el misterio, no solo del yacimiento sino de esta cerámica. Lo importante no es que sea bonita, lo importante es su significado”.

Esa vasija es una de las casi mil piezas de cerámica que se encontraron, “un porcentaje muy alto en comparación con otros yacimientos conocidos”, reconoce Galán. También hay un par de puntas de flechas de metal, algún fragmento de molinos de mano, algún diente de hoz o de trillo.

¿Pudo ser un santuario?

“Mi hipótesis, la que está reflejada en el libro “El yacimiento arqueológico de Los Dornajos (La Hinojosa, Cuenca)”, es que en este yacimiento hubo dos momentos muy largos, uno del Bronce Antiguo, que se desarrolló principalmente en la zona llana, y otro del Bronce Pleno o Bronce de la Mancha, que fue el que tuvo lugar en el cerro. Yo creo que hay motivos para pensar que aquello pudo ser un lugar ritual, un sitio de culto de alguna manera relacionado con grabados rupestres que están muy cerca. El problema es que no lo puedo demostrar, no tengo argumentos ni en contra ni a favor. Estamos en tablas”, concluye Katia Galán.

Cargando