¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOToda la información del doble atentado en Cataluña, minuto a minuto

La PAH se manifiesta para parar los desahucios de Rosa y Silvia

El desahucio de Silvia está previsto para el 18 de mayo. Según la plataforma, Kutxabank lo ha activado debido a que su madre anciana ha empezado a cobrar una pensión de 360 euros. Rosa denuncia que un directivo del citado banco ha aporreado su puerta y le ha dicho que deje de comer para pagar su hipoteca

Una de las afectadas, Rosa, denuncia que un directivo de la entidad le llegó a decir que dejara de comer para pagar su deuda /

Una treintena de personas se han manifestado este jueves, delante de las oficinas de Kutxabank en plaza Aragón, para exigir la paralización del desahucio al que se enfrenta Silvia y su familia, y la subasta electrónica de la vivienda de Rosa y sus dos hijos, uno de ellos afectado por un derrame cerebral.

En el caso de Silvia, con dos hijos a su cargo y su madre de 72 años, el desahucio se ha programado para el 18 de mayo. Desde noviembre de 2015, llevaba acogida a la moratorio de desahucios, pero, debido a que su madre ha comenzado a cobrar una pensión de 360 euros, Kutxabank exige el lanzamiento de la vivienda, es decir, el desahucio.

"Es una maniobra para presionar"

Con la pensión, la madre roza el límite 3 del IPREM, por lo que bordea el derecho a la paralización del desahucio. Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, denuncian que el aviso de desahucio ha llegado en mitad de las negociaciones para la condonación de la deuda de Silvia. Una maniobra que, para Carmen, miembro de la plataforma, “se ha hecho claramente para presionar”. Confían, no obstante, en que se apruebe una nueva moratoria de desahucios (ya que la actual termina el próximo 15 de mayo) y que Silvia se pueda acoger de nuevo a ella.

Rosa todavía no tiene fecha desahucio, pero, en cualquier momento, su casa puede venderse en la subasta electrónica. Su hipoteca ha pasado de los 180.000 euros iniciales a los 243.000 reclamados por Kutxabank en estos momentos. Según denuncia la plataforma, el contrato estaba plagado de cláusulas abusivas: vencimientos anticipados, IRPH, intereses abusivos…

Denuncias por las prácticas de un directivo 

Según denuncia la afectada, un directivo de Kutxabank llegó a ir a su casa, golpearle la puerta y decirle que dejara de comer para pagar su hipoteca. Rosa asegura que no es la única afectada por las prácticas acosadoras. 

La mujer, separada y con dos hijos a su cargo (uno de ellos afectado por un derrame cerebral), tiene su salario mileurista embargado desde 2012 por deudas a su exmarido y por un préstamo adicional que le hizo el banco en 2009. Además, tiene titularizada desde hace años su hipoteca, es decir, es un “fondo buitre” y no Kutxabank el verdadero dueño de la deuda. “Por lo que no entendemos por qué hay una amenaza de desahucio sobre ella”, explican desde la plataforma.

Cargando