Diana Quer: sin pistas claras seis meses después

Medio año después de la desaparición de la joven madrileña en A Pobra do Caramiñal, no hay ninguna pista sobre su paradero. Se mantiene el secreto de sumario sobre una investigación judicial que repasamos en sus puntos clave

Seis meses sin rastro de Diana Quer. Se mantienen abiertas varias líneas de investigación, pero ninguna es prioritaria. Medio año después de la desaparición, no hay pistas claras de lo que ha podido ocurrir aquella madrugada de agosto.

El hallazgo del móvil de la joven en el puerto de Taragoña, en Rianxo, parecía que iba a dar un vuelco a la investigación, pero no ha sido así. El dispositivo estaba demasiado dañado, y la información que los expertos han podido recuperar no ha aportado datos que permiten arrojar algo de luz a un caso que, de momento, sigue sin respuestas.

Prácticamente todas las semanas hay alguna referencia del delegado del gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, a la investigación en marcha para buscar a la joven. El pasado martes ha asegurado que aunque no trasciendan "públicamente", "hay avances internos" en la investigación que lleva a cabo la Guardia Civil para esclarecer el caso.

"No hay nada nuevo que se pueda decir; continúa la investigación. La Guardia Civil está trabajando intensamente; la Guardia Civil en Galicia y la Guardia Civil en Madrid. Todas las líneas de investigación están abiertas, lo digo porque, de verdad, todas las líneas están abiertas y continúa el análisis de las pruebas y de los testimonios".

Correo electrónico

Además del teléfono móvil de la joven, del que los expertos de la Guardia Civil no han conseguido recabar por ahora información relevante que pueda relacionarse con la desaparición de la adolescente, otro de los momentos clave de la investigación se produjo el pasado mes de diciembre. Un correo electrónico que la asociación SOS Desaparecidos recibió y en el que se podía leer: "Hola. Estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer".

El correo estaba asociado a la cuenta personal de la joven. Desde un primer momento, la Guardia Civil trabajó con la hipótesis de que ese correo no lo envió Diana Quer y apuntan a un hacker que utilizó sus conocimientos informáticos para suplantar la identidad de la desaparecida.

Secreto de sumario

Durante meses, se ha tomado declaración a testigos que acompañaron a Diana en la noche de su desaparición, a amigos y familiares, tanto en A Pobra como en Madrid, y en algunos casos los interrogatorios se repitieron en más de una ocasión.

También se han revisado las cámaras de seguridad en el municipio de A Pobra y en los ayuntamientos vecinos.

De momento, ninguna pista clara sobre el paradero de Diana Quer. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Ribeira decidió prorrogar de nuevo el secreto de sumario que pesa sobre la investigación abierta para esclarecer qué pudo haberle sucedido a la joven.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?