¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DENUNCIA DEL SINDICATO UNIFICADO DE LA POLICÍA

"Cuando nadie os vea, le dais una patada en la boca, que para eso os da las botas la policía"

El SUP denuncia el trato denigrante que están recibiendo de su jefe miembros del Grupo II de la Unicad de Prevención y Reacción de Las Palmas. El sindicato lamenta la pasividad de los mandos policiales a pesar de las reiteradas quejas por las descalificaciones de este responsable policial hacia los agentes.

Las Palmas de Gran Canaria

El Sindicato Unificado de la Policía denuncia el trato vejatorio y humillante del jefe del grupo II de Unidad de Prevención y Reacción hacia la treintena de agentes que están a su cargo. Desde que se hiciera cargo de este grupo, hace un año, ha provocado un profundo malestar en el grupo que dirige este mando policial a los que se dirige como "mercenarios", incitando a los agentes a aplicar medidas contundentes. "Mirais, y cuando nadie os vea, le dais una patada en la boca, que para eso os da las botas la dirección general de la policía", llegó a espetarles, siempre según el sindicato policial.

Tras las primeras quejas ante los responsables de la Brigada de Seguridad Ciudadana, este Inspector, lejos de moderarse, inició una batalla contra quienes más abiertamente discrepaban de sus métodos de trabajo, mientras continuaba sus descalificaciones al grupo con frases como “no tenéis cojones”, “los hombres se visten por los pies”, “no tenéis hombría”.

Además el secretario general del SUP en Canarias, José Luis Guedes, ha expresado también su preocupación por decisiones temerarias que han provocado situaciones de riesgo para los agentes que están a su cargo al saltarse los protocolos de seguridad. Guedes recordó un incidente en una operación en el barrio de La Isleta de Las Palmas de Gran Canaria donde este mando policial llegó a ordenar pasar por delante de una vivienda donde, al parecer, se encontraba atrincherado un individuo con varias armas de fuego, diciéndoles, una vez finalizada la intervención que “ya os darán la roja cuando detengáis a quien mató a vuestro jefe”; o ante la amenaza de un paquete sospechoso, reprocharles un “exceso de diligencia” y recriminarles que “estaban asustados”, presumiendo de que si él hubiera estado presente le hubiera dado una patada a la mochila y se hubiera acabado el problema.

Guedes asegura que a pesar de las reiteradas quejas sobre el comportamiento de este mando policial ante sus superiores, no se ha hecho absolutamente nada.

 

Cargando