¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Yo nunca...

...me he imaginado un futuro distópico

Rescato esta noticia: Gas Natural Fenosa ha presentado el proyecto de demolición de la chimenea de la central térmica en Sabón. Si conocen el lugar sabrán que esta chimenea se adentra en la Playa de Sabón y la imagen de mar, playa y chimenea recuerda un poco a las de paisajes postapocalípticos de películas del estilo de Mad Max, en el que hasta parece que se nos ha ido tanto la mano haciendo fábricas que nos han llegado hasta la playa.

Pues eso de la distopía sería lo contrario a la utopía: en vez de futuros deseables, como en las utopías, hay ficciones que plantean futuros poco halagüeños, por cuestiones políticas, tecnológicas o ecológicas. Algunos ejemplos: en Minority Report se nos plantea que la policía en 2054 podrá adelantarse a los delincuentes antes de que cometan algún delito. No sabemos si en 2054 sucederá esto pero en Zurich o Los Ángeles ya existen algunos sistemas para prever zonas en las que puede haber mayor riesgo de delito. En España tenemos como unos 15 años de retraso para cerrar este tipo de cosas. A hoy me remito. Lo único que tengo claro es que en 2054, Tom Cruise va a seguir igual.

Más autores distópicos: George Orwell, escribió en 1949, 1984. Quiero decir, que la obra se llama 1984, y el año de en que se publicó fue 1949. En fin, que ahí George Orwell, entre otras muchas cosas hablaba del fenómeno del Gran Hermano, no el reality, me refiero a lo de un ente que nos vigila y alecciona a través de pantallas. Seguro que tienen una imagen de Times Square o Picadilly Circus con multitud de pantallas soltando información y publicidad, o quizás ahora mismo están enfrente de una pantalla, de televisor, móvil, ordenador... Incluso en la cláusula de privacidad de alguna smart TV de 2015 con reconocimiento de voz decía algo como, "Tenga en cuenta que si las palabras que diga incluyen información personal o sensible, esa información será capturada y transmitida a terceros" (miedo).

Y más casos de distopía, Rosa Gallego, portavoz del PP en A Coruña, en el que presenta una imagen distópica de la ciudad. (En el audio que acompaña a esta sección pueden escucharla hablar de suciedad, ratas...) Y algunos dirán, "ya, pero en este caso no se cumplen esas profecías..." ¡Ja! Hace unas tres semanas dijo si Xulio Ferreiro estaba esperando a dimitir a que cayese la Torre de Hércules y justo al día siguiente cayó un rayo en la Torre de Hércules que dejó el faro inhabilitado toda la noche. Ahí tienen, Rosa Gallego, la George Orwell coruñesa.

Resumiendo, que si alguien va a echar en falta ese espíritu distópico y decadente cuando derrumben la chimenea de Sabón, que eche un vistazo al mar y, sí, verá Punta Langosteira encerrando al mar en todo su esplendor.

Cargando