¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Prisión sin fianza para el empresario Bartolomé Cursach

El juez también ha enviado a la cárcel al director general de sus empresas Bartolomé Sbert

Prisión para el empresario de la noche Bartolomé Cursach y el director general de su grupo empresarial Bartolomé Sbert. El juez Manuel Penalva ha decretado su ingreso en la cárcel sin fianza a petición de la fiscalía anticorrupción, que ha alegado riesgo de fuga y la posibilidad de que Cursach pueda influir en los testigos de la causa. El tercer arrestado, Antoni Bergas, ha quedado en libertad con la obligación de comparecer cada lunes en dependencias judiciales y la prohibición de salir del territorio nacional tras retirársele el pasaporte. Tampoco podrá acercarse a dependencias municipales de Palma y Calviá.

Los tres se han acogido a su derecho a no declarar ante el juez en la causa, que está declarada secreta. Cursach ha pasado a disposición judicial a primera hora de esta mañana. El primero en comparecer ha sido Bergas, seguido de Sbert y de Cursach, que han pasado por los pasillos del juzgado de instrucción número 12 con las esposas puestas. Ninguno de los tres ha querido hablar ante el juez y los fiscales Subirán y Carrau. Los tres han comparecido con el mismo abogado y posteriormente la fiscalía ha pedido su ingreso en prisiónuna.

Los fiscales alegan la alta capacidad económica de Cursach, lo que le permitirá fugarse de la justicia. Han señalado que el acusado ha viajado recientemente a Emiratos Árabes y Brasil, por lo que tendría más fácil la huida. Además consideran que hay riesgo de que pueda influir o presionar a testigos.

El juez acusa a Cursach de homicidio, corrupción de menores y otros 14 delitos

Se investiga la muerte de un trabajador de sus empresas que podría haber tenido pruebas contra él.

En el auto dictado por el juez Manuel Penalva por el que ha enviado a a la cárcel al empresario Cursach, el magistrado le acusa más de una quincena de delitos, entre ellos extorsión, cohecho, amenazas y coacciones. También uso de información privilegiada, pertenencia a organización criminal, delito contra Hacienda y tráfico de influencias. El empresario se enfrenta además a dos delitos graves, una acusación por homicidio y otra de corrupción de menores.

Fuentes judiciales explican que se investiga la muerte por sobredosis de un hombre que, según los testimonios recabados, podría haber aportado pruebas de material sobre menores en posesión del empresario. El juez trata de aclarar si fue una muerte por homicidio.

Además, a Cursach también se le imputa un delito de narcrotráfico, ya que un testigo apuntó que el empresario suministraba droga a algunos de sus empleados. El magistrado también achaca presuntos delitos contra los derechos de los trabajadores, falsedad documental, estafa procesal, aportación de documentos falsos en juicio y tenencia ilícita de armas. Un rosario de acusaciones que podrían con llevarle penas de veinte años de cárcel.

Cargando