¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nuevo hallazgo arqueológico en la Sierra de Segura

El Grupo Espeleológico de Villacarrillo ha encontrado numerosos objetos de cerámica y restos óseos humanos

Restos humanos encontrados en una cavidad. /

Miembros del Grupo de Espeleología de Villacarrillo han encontrado numerosos objetos de cerámica, algunos muy grandes y casi intactos, y varios restos de un ser humano al final de la Cueva del Lentisco y de la Sima del Puchero en Segura de la Sierra. La primera de estas oquedades tiene una pequeña entrada que tapa la vegetación, después de bajar unos metros se llega a una galería en la que los espeleólogos comentan que posiblemente hay un muro de contención.

Es debajo de esa pared donde hay una gran sala y se ve la cerámica en el suelo. Además de la cerámica hay algunos huesos que en este caso no se sabe si son de humanos o animales. En esta misma cavidad hay un lugar estrecho en el que sí que hay restos humanos. Este lugar tiene 175 metros y un desnivel de 29 metros.

El presidente del Grupo de Espeleología de Villacarrillo, Toni Pérez explica que "parece que no hay síntomas de que nadie haya tocado y manipulado los restos óseos, pero sí la cerámica, que en algunos puntos ha podido manipularse, pues algunos de los trozos encontrados se encuentran revueltos y puestos en montones para ser vistos". Pérez señala que esos huesos podrían haber estado en una especie "de altar natural" y que con el paso de los siglos han caído a la zona baja.

Sima del Puchero

La segunda oquedad, la Sima del Puchero, está localizada a pocos metros de la Cueva del Lentisco, en cuyo interior también hay salas con mucha cerámica. El acceso es difícil ya que hay que entrar gateando, esquivar varios bloques de piedra y bajar una vertical de más de 10 metros a través de una cuerda. Pasados estos puntos y debajo de la sala con cerámica hay una pozo de diez metros con una gran vasija que podría contener un gran hallazgo. Esta zona ocupa 150 metros.

Toni Pérez cree que estos restos probablemente "sean un lugar de enterramiento en la Cueva del Lentisco y pertenezcan a la Edad del Bronce, de 2.200 a 1.900 antes de Cristo, así como un lugar de culto". Asegura que hay evidencias  aunque señala que todo este hallazgo se debe estudiar por expertos. De hecho, desde el grupo villacarrillense ya han comunicado este hallazgo a la Delegación de Cultura para que se haga un estudio detallado.

Cargando