¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La oposición busca bloquear la reforma reglamentaria para la desconexión exprés

Un encendido debate en la reunión de la Mesa de la cámara catalana no ha servido para que los independentistas desistan de sus intenciones. Ahora, C’s, PP y PSC buscan cómo paralizar la reforma del reglamento del Parlament

Las portavoces de la CUP, Anna Gabriel (2i) y Eulalia Reguant (i), y los de JxS, Jordi Turull (2d) y Chakir el Homrani Lasfar (d), poco antes de la reunión de la Junta de Portavoces del Parlament / ()

La mesa del Parlament catalán ha aprobado a mediodía con los únicos votos favorables de Junts Pel Sí la admisión a trámite de la reforma del reglamento de la cámara que permitirá aprobar por la vía de urgencia (es decir sin debate y posiblemente en cuestión de horas) la llamada ley de desconexión que pretende dar cobertura jurídica al proceso independentista.

Ha sido un debate intenso, como empieza a ser habitual en las reuniones de la Mesa, en el que Ciutadans, el PSC, Catalunya Sí Que Es Pot y el PP han pedido que no se ponga en marcha la ponencia conjunta porque, dicen, no quieren formar parte de un grupo de trabajo en el que, según consideran, el independentismo sólo busca reformar el reglamento para laminar sus derechos como diputados.

Junts Pel Sí, convencido de que no está haciendo nada ilegal, no ha hecho caso de estas consideraciones, y ahora la oposición estudia cómo paralizar la iniciativa, sin descartar, por ejemplo, el recurso de amparo ante el Constitucional.

Albiol (PP): "Los grupos mayoritarios del Parlament de Cataluña han perdido la vergüenza". / ATLAS

Fernando de Páramo, cree que "quieren declarar la independencia haciendo trampas" y ha advertido que tienen que estudiarlo, pero que "no permitirán que se salten las leyes". Por su parte, la socialista Eva Granados ha calificado de "chapuza" la manera cómo Junts pel Sí impulsa la reforma del reglamento y más allá de la forma señala que "hablan de 'love democracy', pero es evidente que no aman tanto a la democracia cuando no quieren que los miembros de la oposición tengamos oportunidad de debatir y hacer enmiendas". Y Alejandro Fernández, del PP, cree que estamos ante "una falta de respeto a la legalidad española, a la catalana, y esto pone en riesgo el autogobierno de Catalunya". Y advierte que estudiarán la petición de amparo ante el Tribunal Constitucional

Lo cierto es que Junts pel Sí (y así lo han hecho constar sus miembros en la reunión de la Mesa) se agarra al artículo 126 del Parlament, que dice que para modificar las leyes básicas que desarrollan el Estatut es necesario crear una ponencia conjunta, y destaca que para ponerla en marcha basta con que así lo soliciten dos partidos o una quinta parte de la cámara, como es el caso. También esgrimen un informe de los letrados de la cámara en el que afirman que la Mesa obró correctamente la semana pasada, con la admisión a trámite condicionada de esta reforma. Además, este documento dice que la puesta en marcha de la ponencia conjunta no vulnera los derechos de los diputados. Hay que tener en cuenta, eso sí, que los servicios jurídicos no entran a valorar el contenido en sí de la reforma, sólo las formas para impulsarla.

Cargando