¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Consulta del 9-N | veredicto

Artur Mas, condenado por unanimidad a dos años de inhabilitación por la consulta del 9-N

El expresident de la Generalitat Artur Mas ha sido absuelto del delito de prevaricación

Artur Mas, condenado a dos años de inhabilitación como "autor responsable" del 9-N. / ATLAS

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a dos años de inhabilitación para cargo público al expresidente catalán Artur Mas por mantener la consulta independentista del 9-N, tras su suspensión por el Tribunal Constitucional (TC). El fiscal pedía para Mas diez años de inhabilitación.

En su sentencia, cuyo fallo se ha leído en la sala del TSJC, el alto tribunal catalán condena también a la exvicepresidenta Joana Ortega a un año y nueve meses de inhabilitación para cargo público y a un año y medio de inhabilitación a la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau.

El tribunal les absuelve a los tres del delito de prevaricación acogiéndose a la jurisprudencia que dice que no se puede condenar por partida doble un único hecho y porque "no actuaron de forma arbitraria".

La sentencia considera probado que Mas, Ortega y Rigau mantuvieron activa la página web, la campaña de publicidad del 9-N, el reparto de la correspondencia oficial, que permitieron el reparto del material para la votación y que activaron los programas informáticos para poder hacer la votación del 9 de noviembre del 2014.

Los acusados alegaron que la providencia del Tribunal Constitucional no se entendía. Según la sentencia, "resulta de una claridad meridiana para cualquier inteligencia media, conto si más para el President de la Generalitat y para los miembros del Consell de Govern de la Generalitat, asesorados como estaban por un equipo de juristas". De esta forma, el tribunal desmonta uno de los argumentos principales de los acusados.

Artur Mas (c), la exvicepresidenta Joana Ortega (d), y la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau (i), posan momentos antes de la rueda de prensa que han ofrecido hoy después que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) les ha condenado / QUIQUE GARCÍA (EFE)

La sentencia recuerda que lo que dice el Constitucional hay cumplirlo sí o sí, porque "es ejecutable por antonomasia". Por ello, el tribunal va más allá y dice que cuando Mas "se otorgó el deber de poner las urnas saltándose el mandato del TC rompió una regla básica e imprescindible de la convivencia pacífica, que pasa por cumplir la ley y las resoluciones judiciales".

A Artur Mas lo consideran autor material del 9-N, por no haber hecho nada para pararlo e incluso por haber fomentado con sus actos que siguiera adelante. Según la sentencia, el expresidente de Cataluña "dispuso lo necesario para que siguieran adelante las actuaciones que el Constitucional había prohibido". Con esta sentancia Mas no podría presentarse a unas hipotéticas elecciones catalanas.

A Rigau y a Ortega la sentencia las sitúa como "cooperadoras necesarias", que sabiendo que tenían que suspender la consulta no lo hicieron y mantuvieron "conductas activas" para seguir adelante con la votación.

En el caso de Rigau, el tribunal considera que lo que hizo y no tenía que haber hecho fue facilitar que la votación se celebrara en centros educativos públicos de toda Cataluña y, sobretodo, por haber comprado los 7.000 ordenadores en los que se registraron los votos y se contaron los resultados del 9N.

Sobre Ortega, la sentencia recoge que mantuvo activa la página web del 9-N, que era responsabilidad suya, y que avaló que siguieran en marcha los trabajos informáticos para dejar a punto el sistema de votación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?