¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SANIDAD

La Asociación Soriana de Enfermos de Alzheimer participa en la elaboración del Plan Nacional del Alzheimer

Aboga por el diagnóstico rápido y la creación de servicios especializados

El pasado jueves 9 de marzo se aprobó la Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea a la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, relativa a impulsar una Política de Estado sobre Alzheimer, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. Con esta Proposición se insta al Gobierno a establecer una Política de Estado de Alzheimer, y desarrollar un Plan Nacional Específico para Alzheimer, centrándose en la prevención, el diagnóstico adecuado y la intervención no sólo de las personas con Alzheimer, sino teniendo en cuenta al cuidador, así como a todo el impacto social que genera la enfermedad desde las dimensiones bio-psico-social y económica. Se insta también al gobierno a establecer un registro de personas afectadas y a fomentar la investigación en la enfermedad y la investigación social.

Éste es un avance importante en la atención de la Enfermedad de Alzheimer y de las Demencias en general. Esta enfermedad de la que todavía se desconoce el número exacto de personas afectadas, pero que se estima que afecta a más de un millón de personas, necesita un abordaje integral, estatal e inminente. “Esta reivindicación que desde las Asociaciones de Alzheimer manifestamos desde hace años, es recibida con gran esperanza y entusiasmo, y con nuestro ofrecimiento de trabajo para completar y mejorar este Plan”, explican desde la Asociación de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Soria.

El colectivo soriano acudió el pasado lunes 6 de marzo a una jornada de trabajo en el Congreso de los Diputados “para exponer al grupo parlamentario nuestra visión de cómo tendría que ser el Plan Nacional de Alzheimer”. El reconocimiento de que el Alzheimer es una enfermedad y que como tal hay que tratarla, “conlleva una mayor implicación por parte de Sanidad en la intervención y no relegarla solamente a Servicios Sociales. La importancia de un buen diagnóstico y que éste sea de forma precoz, y la creación de servicios específicos y especializados, permitirá mejorar las actuaciones en cada una de las fases de la enfermedad”.

Es importante recordar que esta enfermedad es una problemática social, por lo que se debe abordar desde cuatro áreas de trabajo: enfermos, familias, sociedad e investigación. “Y esto no se puede afrontar sin una dotación presupuestaria adecuada, como ya ha ocurrido con la Ley de Dependencia o de Discapacidad”. Esta visión “que durante años defendemos, se ha visto ratificada en los informes del Consejo Europeo y de la OMS sobre la Acción Mundial ante las Demencias de 2015, y en el informe de la Comisión Lancet Neurology elaborado por expertos mundiales en Demencias y presentado en Bruselas en marzo de 2016”.

Cargando