¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En medio de la "incertidumbre", los trabajadores de Bosch pedirán ayuda a Lakua

El comité de empresa solicitará "probablemente esta semana" una reunión con la consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, para pedirle que "vigile" el proceso de venta de la planta

Instalaciones de la planta Bosch en Vitoria /

Es ya conocido que Bosch ha puesto a la venta la planta de planchas que tiene en Vitoria para centrarse en otros nichos como los robots de cocina y los aspiradores. La actual actividad en la factoría (antigua Ufesa) se va a mantener - de acuerdo a los vigentes dueños - hasta que se venda pero otra historia será lo que pase con los nuevos dueños.

Según ha podido saber la CADENA SER, los trabajadores propusieron en su momento hacer otros productos que no fueran planchas pero desde la empresa les contestaron que eso suponía "mucha inversión" y que su único plan era abrir "el proceso de venta" puesto en marcha el pasado 13 de marzo.

Así las cosas, a los cerca de 300 empleados de la planta no se les ha comunicado, de momento, ningún plazo sobre el proceso de venta ni tampoco referencias sobre posibles compradores. Lo que tienen ahora claro los trabajadores, en cualquier caso, es que el potencial comprador deberá afrontar la actividad de esta planta de planchas sin poder hacer uso de la marca 'Bosch', algo que les suscita todavía más incertidumbre.

"A las empresas potentes probablemente no les vaya a interesar porque ya tienen fábricas en otros sitios más ventajosos", explicó a la SER el presidente del comité de empresa de la planta, Jesús Manuel Martínez. "Philips, por ejemplo, ya tiene una fábrica en Singapur, y Rowenta ya tiene una en Alemania que fabrica 30.000 planchas; si al final viene una empresa más pequeña como Jata, no va a poder competir con las condiciones laborales que ahora tenemos".

Para paliar la incertidumbre, el presidente del comité señaló que solicitarán "probablemente esta semana" una reunión a la consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, para pedir al Gobierno vasco que "vigile" el proceso de venta de la planta.

Cargando