¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATENTADO EN BARCELONASigue en directo toda la información del atropello de Las Ramblas

Cuenta atrás para la residencia de APROSUBA-2

Tras conseguir la entidad financiación, 160.000€, las obras comenzarán en breves fechas. Tendrá capacidad para veinticuatro plazas.

Representantes de Aprosuba-2, Ayuntamiento y Cajalmendralejo. /

En breves fechas, Aprosuba-2 de Almendralejo iniciará las obras de adecuación del albergue juvenil en residencia. Para ello tendrá que afrontar la climatización del edificio, trabajos de albañilería, construcción de una rampa exterior o dotarlo de mobiliario, lo que supondrá una inversión de unos 160.000 €. El 50 % de esa cifra será aportada por Aprosuba-2 a través de diferentes cantidades que han ahorrado así como un préstamo. El resto lo participarán entre el Ayuntamiento de Almendralejo, que además de ceder el espacio concederá una subvención de 30.000 € y aportará otros 15.000 € en diferentes labores de obras y Cajalmendralejo, que a través de su obra social abona 35.000 €.

 Las obras se prevén que duren unos dos o tres meses.

 En enero del pasado año el Ayuntamiento de Almendralejo anunciaba que el albergue municipal se cedería a Aposaba, para que esta pueda poner en marcha una residencia, una reivindicación de los socios del colectivo, en la que atender a los usuarios a medida que estos incrementan sus necesidades o no pueden ser atendidos por sus familias.

Desde esa fecha la entidad empezó a trabajar para elaborar un proyecto y lograr financiación, la cual han obtenido gracias a la colaboración del Ayuntamiento y también de Cajalmendralejo, además de los fondos propios.

Las obras, que cumplen con los requisitos exigidos tanto por el Decreto MADEX como por las normativas de accesibilidad y eficiencia energética se prevén que se inicien en unos días y que concluyan en unos tres meses. Inés Castañón es la presidenta de Aprosuba-2 de Almendralejo, quién ha señalado que el SEPAD se comprometió con ellos a derivarles usuarios. El colectivo espera que esta residencia entre dentro del concierto del Marco de Atención a la Discapacidad de Extremadura, MADEX, ya que cumplirá con los requisitos.

La capacidad máxima de dicha residencia sería de 24 plazas, doce de apoyo externo y otras doce para apoyo limitado. Cuando esté en pleno rendimiento podría crear entre 20 y 25 puestos de trabajo.

Cargando