¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CASO PÚNICAEl expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, imputado por el caso Púnica

Veterinarios temen irregularidades en la ordenanza de bienestar animal

AEMAVE presenta recusos a la normativa municipal desarrollada por el ayuntamiento en los últimos meses

Las denuncias afectan a la ordenanza municipal del Ayuntamiento de Málaga /

Los profesionales veterinarios de la asociación empresarial malagueña de veterinarios (AEMAVE) señalan que han trabajado "estrechamente en la elaboración de las nuevas ordenanzas de bienestar animal" presentando alegaciones en todos aquellos puntos que, según su criterio "no facilitan el cuidado sanitario y el bienestar animal que esta ordenanza pretendía desarrollar".

AEMAVE asegura que se ve obligada a presentar estos recursos a los planteamientos considerados por el Ayuntamiento de Málaga en su obligación de entregar esterilizados e identificados a todos los animalesadoptados en el Parque Zoosanitario y que son responsabilidad "de la propia administración local, tal y como obliga a los Parques Zoosanitarios y Centros de Protección Animal la Ley de Protección Animal de Andalucía" añaden desde el colectivo profesional.

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, responsable del Parque Zoosanitario ha ofertado la licitación para la prestación de este servicio bajo la figura de “contrato menor sin oferta pública” a empresas privadas con un precio de salida del servicioinferior a las propias tasas que este mismo consistorio tiene recogidas en las ordenanzas municipales.

Para la consecución del contrato, las empresas deben optar al concurso donde se prima con "90 puntos sobre cien la rebaja de precio y diez puntos sobre cien la calidad del servicio asistencial veterinario y de bienestar animal" añaden los veteritarios de este colectivo. Con estos precios y baremos, el colectivo profesional ve seriamente comprometidos los criterios de bienestar animal y calidad clínica.

AEMAVE, conocedora de los costes y precios asociados a la prestación del servicio de calidad que estos animales merecen, ha denunciado e impugnado la nueva normativa ante la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Antes de obtener respuesta, el de asociaciones empresariales y sindicales de la delegación territorial de Málaga de la consejería de economía, innovación, ciencia y empleo concurso público ya se había otorgado a una empresa que ha reducido el precio (ya rebajado aún más) de estas intervenciones quirúrgicas a los animales.

Con criterios como éste crea cierto temor, que se puedan repetir hechos como los sucedidos en Alicante, donde la Guardia Civil ha trasladado al juzgado las presuntas irregularidades sanitarias cometidas en la campaña de esterilización de gatos diseñada por la Concejalía de Protección Animal. Eneste caso los propios vecinos denunciaron la muerte de, al menos, una docena de gatos días después de las esterilizaciones.

Esta decisión contrasta con el objetivo oficial de promoción de la protección animal y revela el interés económico prioritario para el Ayuntamiento de Málaga en sus obligaciones en el cuidado de los animales, camuflado en la idea del bienestar animal, al igual que hicieron con el ADN fecal.

Aquella medida también fue recurrida por AEMAVE, por tener un marcado carácter recaudatorio “disfrazado” por el área de Medio Ambiente con una supuesta mejora en el bienestar y la lucha contra el abandono de las mascotas.

El Ayuntamiento de Málaga, "una vez abaratados los costes de las esterilizaciones, y después de haber gravado la adopción de las mascotas con la identificación mediante ADN fecal, sorprende ahora poniendo en nuestra opinión obstáculos", matina las asociaciones protectoras que tantos años llevan luchando por encontrar familia a los animales abandonados, compitiendo con éstas al cederlos en gratuidad. Las asociaciones protectoras están obligadas a cobrar estas intervenciones quirúrgicas, así como las identificaciones con microchip y ADN si quieren subsistir. Máxime si necesitan encontrar un nuevo dueño conocedor de la carga económica a la que se va a enfrentar en el futuro al adoptar una mascota.

Cargando