¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Zamora coge un tren al que Unionistas de Salamanca no se subió

La fiesta del casi derbi acaba en derrota para los charros, que siguen terceros en liga (2-0)

Imagen del final del partido. Los jugadores, con su afición. Fuente: Twitter. /

Con algo más de 500 aficionados salmantinos en las gradas del Ruta de la Plata, Unionistas de Salamanca cayó derrotado por tercera vez en esta temporada frente al siempre imprevisible Zamora de Miguel Losada, que ofreció más sobre el césped de su campo para llevarse la victoria, como así fue. Derrota justa y que obliga a hacer un análisis para que no se vuelva a repetir, al menos en la forma en la que se ha dado.

El partido no fue vistoso, y por parte del equipo blanquinegro menos todavía. Un partido de los de Astu extraño, con falta de carácter en algunas acciones del choque y excesivamente contemplativo, algo que el Zamora no quiso desperdiciar. De inicio, con el centro del campo como protagonista del choque, el Zamora iba recuperando terreno para sumarse al ataque e intimidar la portería de Javi Díaz, y lo consiguió en el minuto 22, cuando se reclamó gol por parte de los locales en un balón que pudo traspasar la línea de meta, pero que los colegiados no observaron así. Polémica que aderezaba un choque plomizo y que contrastaba con el ambiente de la grada, festivo durante las dos horas de duelo.

Sin profundidad y sin ganas de conseguir el gol, el choque no ofreció nada en la primera parte. Así las cosas, solo quedaba ver si el segundo tiempo ofrecía algo mejor a los aficionados. Y así fue. Pero por parte del Zamora.

Iñaki Eguileor remató de cabeza en el primer minuto del segundo tiempo, pero Luis Obispo estuvo lo suficientemente avispado como para evitar que llegara el primero de la tarde. El guion era el mismo que el de la primera mitad, el Zamora llevando la pelota y también más peligro ante un Unionistas de Salamanca inoperante.

En el minuto 25 del segundo tiempo, con los locales sensiblemente mejor que los de Salamanca, Raly remató en el segundo palo la pelota que, esta vez, se fue sin piedad al fondo de la malla de la portería del asturiano Díaz. Era el primer gol que hacía justicia sobre el marcador después de lo que se observaba en el verde.

Y lejos de lanzarse a por el empate, además con la segunda plaza a tiro por las tablas firmadas por el Astorga hoy, Unionistas de Salamanca mostró su peor cara sin morder en el partido, y sin mostrar actitud en muchas ocasiones.

Un exblanquinegro, Mario Sopale, ajustició a sus antiguos compañeros minutos más tarde y anotó el 2-0 definitivo, en un tanto precedido de un error defensivo que dejó libre de marca a Sopale. El partido murió sin más historia en los últimos minutos y los charros se hicieron con su tercer cero de la temporada.

El Zamora, con este triunfo, se engancha al tren de la lucha por el playoff más si cabe, mientras que Unionistas puede presumir toda la semana de seguir siendo tercero sin mayores sobresaltos que los dos puntos que le recorta el Cristo Atlético. Toca hacer análisis y preguntarse por qué ha faltado actitud, que no aptitud, en algunos momentos del partido. El tren de hoy, de momento, se queda con un pasajero más destacado que el otro: el Zamora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?