¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Crónica de una destitución ´anunciada´

El Yugo-UD Socuéllamos perdió ante el Real Unión (0-3) tras ofrecer una gran versión en la primera mitad

Se acabó el idilio UD Socuéllamos-Ángel García Cosín tras la derrota del equipo ante el Real Unión. Un partido que deja al Socuéllamos a cuatro puntos de la permanencia y con la incertidumbre de si la decisión tomada es un acierto o un error de la directiva socuellamina. El equipo azulón firmó una gran primera parte pero los errores defensivos lastraron al bloque.

La mañana empezó soleada, el Paquito Giménez lucía sus mejores galas para presenciar uno de los partidos más importantes de la historia reciente del Yugo-UD Socuéllamos, o al menos, era lo que se palpaba en el ambiente. El calentamiento de los jugadores fue intenso y las arengas entre compañeros confirmaban que el comienzo socuellamino sería fulgurante.

Se confirmaron tales presagios. El Yugo-UD Socuéllamos salió al verde intenso, incisivo y solidario en la presión. Las primeras ocasiones empezaron a caer, Jesús García tuvo en su cabeza el primer tanto pero el portero visitante Otaño se disfrazó de héroe en la mañana de ayer y detuvo el cabezazo con la yema de los dedos mandándolo a saque de esquina.

Lo siguió intentando el Yugo-UD Socuéllamos por ambos costados. Tanto Oscar Martín como Kike Domínguez fueron puñales durante la primera mitad. Pau Franch fue el siguiente en tocar a la puerta del Real Unión, el delantero de la Unión hizo un eslalon por banda derecha pero no hubo finalización en el área.

El fútbol es acierto de cara a puerta, y así lo demostró el Real Unión. Tras una primera mitad agazapado, el equipo vasco aprovechó un error de Alcañiz para que Galán batiera a Saavedra, titular en el día de ayer. El equipo socuellamino había remado durante la primera mitad con buen fútbol pero se iba al descanso perdiendo en el marcador.

El gol causó factura al Socuéllamos que no empezó igual la segunda mitad. Tras unos minutos de dudas, Galán de nuevo volvía a perforar la red del Socuéllamos con un suave cabezazo que no pudo detener Saavedra. 0-2 y mazazo para un equipo que apenas tuvo margen de reacción en los minutos que restaban.

Los de Cosín tiraron de corazón pero el equipo vasco tenía el partido donde quería. Apenas sin ocasiones en la segunda mitad, al Real Unión todavía le quedaría por marcar el tercero, obra de Ozkoidi en tiempo de descuento. Con esta derrota el equipo sigue 17º con 31 puntos, a cuatro de la permanencia. Una derrota que ha acabado con el idilio Yugo-UD Socuéllamos-Ángel García Cosín.

Cargando