¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En verano vuelve la tarjeta turística de Bizkaia

Tras la rescisión del convenio con Neoturismo S.A. por incumplimiento de pagos, la Diputación pondrá en manos del Ayuntamiento de Bilbao y de Bilbao Ekintza la nueva gestión de la Bilbao Bizkaia Card

El diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, anunciaba esta mañana, que la tarjeta turística Bilbao Bizkaia Card volverá a estar operativa para verano.

Tras la rescisión del convenio con la empresa privada Neoturismo S.A. por incumplimiento de pagos, la Diputación Foral de Bizkaia apuesta ahora por una gestión directa y lo hará dejándolo en manos del Ayuntamiento de Bilbao y Bilbao Ekintza que contarán, además, con el software y las canceladoras actuales por lo que no supondrá un coste adicional.

 

Los hechos

En abril de 2014 la Diputación Foral de Bizkaia y la empresa Neoturismo S.A. firmaron un convenio de colaboración para la gestión de la tarjeta turística de Bizkaia. A partir de aquí, la empresa, con gran experiencia en otras ciudades, se encargó de suscribir acuerdos privados con 78 entidades (alojamientos, museos, comercios, restaurantes, etc.)

En diciembre de 2016 la Diputación recibió diferentes escritos de la Fundación Museo Guggenheim Bilbao, Bilbao Ekintza y el Transbordador de Bizkaia notificando impagos por parte de la empresa privada. Tras constatar que existían incumplimientos que ascendían a 37.667 euros, la Diputación llevó a cabo un procedimiento y finalmente, el 7 de febrero, aprobó la rescisión del convenio y obligó a la empresa a devolver tanto el software como las canceladoras que habían costado al ente foral 60.000 euros.

La deuda de Neoturismo S.A. asciende a 37.667 euros, y entre los afectados destaca Bilbao Ekintza a quien se le deben 15.000 euros o el Museo Guggenheim Bilbao que podría reclamar sus 13.000 euros. Cada uno de los recursos turísticos implicados podría tomar acciones legales contra la empresa privada.

Según ha informado la Diputación, la empresa ha alegado problemas de tesorería y liquidez económica, y Bizkaia “no ha sido el único territorio afectado”.

Cargando