¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATENTADO EN BARCELONASigue en directo toda la información del atropello de Las Ramblas

Mendoza se aferra a unas matemáticas casi imposibles

El técnico del Jerez Industrial se resiste en arrojar la toalla, aunque reconoce que el ascenso "se pone muy difícil"

Jesús Mendoza en el banquillo durante un partido en La Juventud /

El Jerez Industrial se ha descolgado ya de la lucha por el ascenso a División de Honor. No es matemático, pero parece casi imposible que el Trebujena, que es el actual líder, pierda tres de los seis partidos que quedan para acabar la competición. Y es que los jerezanos están a siete puntos del equipo que entrena Toni López, una distancia que ya es prácticamente insalvable.

La derrota el domingo en El Torno y los resultados que se han dado este último fin de semana, han dejado al Industrial tocado y ya casi hundido. El primero que lo lamenta es Jesús Mendoza, que al término del partido del domingo, no ocultaba su “decepción” por el resultado y por las dos versiones que ofreció su equipo en un mismo encuentro. Una primera parte “casi perfecta” y una segunda “decepcionante”. Para el entrenador blanquiazul, durante los primeros cuarenta y cinco minutos “sólo nos faltó acierto en el remate, lo hicimos todo muy bien, pero en la segunda había que salir con mucha intensidad y eso es lo que nos ha faltado, nosotros pensábamos que ya lo teníamos ganado y ellos se lo terminaron creyendo”.

Jesús Mendoza se mostró “muy decepcionado, porque si ofrecimos esa buena cara en la primera mitad, no entiendo cómo estuvimos tan mal en la segunda. Nos ha faltado oficio y perder así duele, porque era un partido muy importante para seguir enganchado y aprovechar la buena racha que llevaba el equipo, pero no ha podido ser”, lamentaba.

A pesar del duro revés que supone perder quedando tan pocos partidos para acabar la liga, Mendoza se resiste en arrojar la toalla mientras las matemáticas sigan diciendo que hay opciones, por eso mantiene que “seguiremos luchando hasta el final, pero es verdad que ya el ascenso se pone muy difícil”, concluyó.

Cargando