¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Si la mujer se hunde el hogar se cae"

Cuatro mujeres en paro, con edades entre los 50 años y los 62, constatan en la SER las dificultades de las familias azotadas por el desempleo

Rosa, Encarnación, Beatriz y Pascual (de izquierda a derecha) en la Plaza Mayor de Valladolid, durante la concentración de Parados en Movimiento /

"¿Ésta es la recuperación de la que presume el Gobierno?" claman, prácticamente al unísono, cuatro mujeres que participaron en la concentración de los lunes de Parados en Movimiento de Valladolid. Rosa, Encarnación, Beatriz y Pilar comparten no sólo el análisis de la realidad -"muy negativo"- sino un sentimiento que están dispuestas a enarbolar como forma de reivindicarse: la movilización frente a la resignación. 

Las vivencias que desvelan en la Cadena SER reflejan en gran parte la realidad de las personas que sufren el desempleo: 38.047 en Valladolid. Además, los datos del ECYL evidencian un creciente desequilibrio en la proporción entre hombres y mujeres en la provincia: 16.369 son varones y 21.678 son mujeres.

La precariedad laboral queda patente  en dos experiencias que relatan Rosa y Encarnación sobre las condiciones de los trabajos que han encontrado familiares directos: un licenciado en Químicas que cobra 300 euros al mes,  y otro joven de 22 años que se desplaza a diario desde Valladolid a la localidad segoviana de Cuéllar (situada a 50 kilómetros) para ganar 500 euros mensuales en un matadero de pollos.  

Paradas, mujeres,..

Y a pesar de todo no se rendirán, entre otros motivos, porque no pueden permitirse ese "lujo"; ejercen de piedra angular en los hogares zarandeados por la crisis económica. "Si la mujer se derrumba..." Así comienza su reflexión una de las "heroínas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?