¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

POLÍTICA

La corriente crítica del PP denuncia irregularidades en el proceso electoral de compromisarios al Congreso Regional

El alcalde de Navaleno apunta que algunos votantes accedían desde la calle con las papeletas marcadas

Los resultados favorables que obtuvo en Soria Alfonso Fernández Mañueco de cara a la presidencia del PP en Castilla y León han producido que, por primera vez, los afiliados Populares hablen públicamente y de manera contundente de un partido dinamitado. Mientras María del Mar Angulo considera que su gestión ha salido reforzada, Antonio Pardo habla de irregularidades en el proceso electoral del pasado viernes.

Alfonso Fernández Mañueco ganó también en la provincia de Soria con 271 votos de 425 emitidos, se llevó el 63,76 por ciento de las votaciones de los afiliados corrientes de pago de la provincia. Antonio Silván recogió 152 votos, el 36,76 por ciento. La lectura que hace María del Mar Angulo es que el triunfo de Mañueco refuerza el trabajo de la dirección provincial del PP y de su gestión, al contrario de lo que ha ocurrido con su contrincante Antonio Pardo que apoyaba a Silván. Angulo opina que “en Soria también ha ganado Mañueco con cerca de 30 puntos de diferencia, este congreso regional que se medía en clave provincial en el que algunos han mantenido una medición de fuerza, pero el resultado refuerza la posición de la dirección provincial y de los que hemos estado trabajado en todos los momentos en este partido”. Antonio Pardo, sin embargo, llama a la presidenta a “hacer manifestaciones en favor de la unión de todo el partido y no en pro de la desunión como está haciendo a través de palabras desafortunadas”.

Sin embargo son muchos los afiliados que denuncian públicamente irregularidades en las elecciones, entre ellos el alcalde de Navaleno, Paulino Herrero, quien asegura que “algunos votantes accedían desde la calle con las papeletas marcadas de los compromisarios, algo que estaba fuera de la normativa”.

Antonio Pardo se manifiesta en el mismo sentido apostillando que no vio las irregularidades, pero que sí ha recogido los lamentos de gran parte de afiliados. No obstante no van a impugnar el proceso. Aunque continúa sin confirmar si presentarán candidato o no al Congreso ni tampoco anuncia quién será. En las próximas semanas se reunirán para tomar la decisión. De momento los cincuenta compromisarios de Soria elegidos de ambas escisiones tendrán que verse las caras de nuevo en Valladolid el próximo 1 de abril.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?