¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Podemos se rompe en Alava

Militantes de Podemos llevan sus diferencias a los tribunales con una querella criminal y escenifican su situación con bocas tapadas y manos atadas

Críticos de Podemos anuncian querella /

El conflicto interno que vive Podemos en Álava llega a los tribunales de justicia, uno de los junteros críticos con la dirección del partido Koldo Martín presentará una querella crminal contra varios dirigentes de la formación.

Una veintena de inscritos y militantes de Podemos en Álava comparecían este lunes  en Vitoria acompañados por cargos públicos, algunos de los cuales han permanecido con sus bocas tapadas con esparadrapo y las manos atadas.

Querían visualizar así lo que han llamado "purga" que se está llevando a cabo en el partido en Álava por parte de la dirección de Podemos en Euskadi y que tiene como uno de los máximos exponentes la situación del grupo en las Juntas Generales, donde cinco de los ocho procuradores no son afines a la dirección.

La acusación contra  Koldo Martín, juntero crítico,  de haberse llevado de manera irregular cuatro mil euros en dietas, le ha llevado a  presentar  una querella criminal por un presunto delito contra su honor, según han anunciado dos de los militantes de Podemos que han actuado como portavoces.

Gorka, uno de los militantes, ha explicado que la querella va a ir dirigida contra un grupo de dirigentes del partido que han hablado de este supuesto uso indebido de fondos, entre ellos, el secretario de Organización, Lander Martínez.

 Han asegurado que el conflicto abierto en el grupo juntero de Álava es una "estrategia para controlar" el partido en esta provincia, con campañas de "desprestigio" y acusaciones en público con "ataques a la dignidad" de los junteros, como el caso de Martín.

Los militantes han denunciado "prácticas oscurantistas" por parte de la dirección del partido y de la portavoz del grupo juntero, Arantza Abecia, que, han asegurado, no les representa.

Los militantes, que han actuado también como portavoces anunciaban recurso de los expedientes que les han abierto. Han argumentado que ésta es una "batalla" ideológica y de control de poder del partido en Álava, cuya dirección es el último "reducto" de la corriente errejonista en España.

Cargando