¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Investigadores asturianos hallan nuevos genes que ayudan a frenar el cáncer

Los laboratorios de los institutos de Medicina Oncológica Molecular y el Universitario de Oncología lideran un estudio que identifica un centenar de estos genes que actúan como supresores naturales de los tumores.

Cadena de ADN /

La revista Nature Genetics ha publicado, este lunes, los resultados de un proyecto en el que se han logrado identificar un centenar de genes capaces de cooperar con el gen PTEN, un supresor tumoral, para frenar distintos tipos de cáncer. Se trata de un proyecto liderado por el Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias, en colaboración con el Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias, el Wellcome Trust Sanger Institute de Cambridge (Reino Unido) y la Universidad Técnica de Munich. Los resultados, de gran relevancia clínica, permitirán identificar genes que cooperen con cualquier otro supresor tumoral conocido. De esta manera se podrán conocer mejor los mecanismos mediante los que se desarrolla el cáncer, lo que permitirá diseñar nuevas estrategias para combatir la enfermedad.

En Asturias Hoy por Hoy hemos podido hablar con el director del laboratorio de Medicina Molecular del IMOMA, el Dr. Juan Cadiñanos. Nos ha contado que la investigación se ha centrado en caracterizar cinco genes alterados en tres tipos de tumores, especialmente el de próstata. Para ello se han utilizado células humanas benignas de próstata, en las que se ha podido observar que inactivar cualquiera de estos cinco genes al mismo tiempo que se inactivaba el PTEN, convertía las células en malignas, capaces de invadir los tejidos circundantes.

En lo relativo a los tumores de próstata, el estudio arroja una conclusión importante. Uno de esos cinco genes, el denominado Wac, tiene una relación directa con el desarrollo de los tumores. En los ensayos realizados con ratones se ha podido comprobar que si a estos se les eliminaba una las dos copias del gen (una heredada de cada progenitor) el tumor se aceleraba, mientras que si faltan las dos, este se detiene. El Dr. Cadiñanos apunta por tanto que “la desactivación del par de genes Wac en aquellos tumores que ya tienen también inactivado el gen PTEN –algo que ocurre en la mayoría de los casos- podría frenar el desarrollo del tumor”.

En la actualidad, uno de cada siete varones llegará a padecer cáncer de próstata a lo largo de su vida. Las conclusiones de este estudio ayudan a dar un paso más en el tratamiento de la enfermedad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?