¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El investigador de la UHU Jesús de la Rosa encuentra la solución al problema de los fosfoyesos

Se trata de la balsa 3 donde están depositados fosfoyesos y otros materiales peligrosos como el uranio y cuya solución exige la retirada y traslado de los residuos

El investigador Jesús de la Rosa en la entrevista de Hoy por Hoy Huelva en la Cadena SER /

El catedrático de geoquímica de Universidad de Huelva, Jesús de la Rosa, y su equipo de investigación (Unidad Asociada al CSIC -UHU Contaminación Atmósferica del Centro de Investigación en Química Sostenible) llevan tres años trabajando sobre el terreno en la solución al problema de los fosfoyesos. El mayor problema medioambiental que tiene Huelva en la actualidad. De la Rosa y su equipo ha desarrollado un estudio sobre el impacto de las balsas de fosfoyesos en la calidad del aire de Huelva y la conclusión principal a la que han llegado es que una de las balsas, la denominada "balsa 3" debe ser tratada de forma especial implicando la retirada de todos los residuos que se almacenan allí y que van más allá de fosfoyesos blancos o negros. Según el investigador podemos encontrar elemntos de toda la tabla periódica, entre ellos el uranio, altamente tóxicos. El profesor, al igual que otros investigadores como Rafael Pérez López o Juan Pedro Bolivar ha podido visitar las balsas casi 200 veces durante estos tres años lo que le ha permitido adquirir muchos conocimientos sobre los residuos y sobre su impacto en la calidad del aire, así como la solución a este problema medioambiental.

El estudio de Jesús de la Rosa propone un proyecto de ingeniería básico en el que se cuantifica el coste del tratamiento y retirada de los residuos de la balsa 3  y, cuánto tiempo conllevaría. De este modo, el tratamiento y retirada de residuos costaría 35,5 millones de euros y llevaría un plazo de 10 años.  Así prodría quedar resuelto en parte, el problema de los fosfoyesos.

Ahora bien, existe un Auto de la Audiencia Nacional que prohíbe actuar en la zona de las balsas. Por eso, De la Rosa y su equipo de investigación, convencidos de que la situación de este balsa tres de residuos tóxicos no puede esperar más, tendrán que trabajar firmemente en convencer a las Autoridades competentes de que es necesario actuar lo antes posible. Por esta razón ha emitido el informe del estudio al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente y a los técnicos de la Junta Andalucía para que lo valoren y vean la viabilidad de ejecución del mismo, teniendo en cuenta que éste es un tema actualmente judicalizado.

El estudio estará completo para el próximo mes de junio, momento en el que se conocerán los detalles del mismo. De aquí a entonces, cabe esperar qué opinión da sobre el mismo, tanto el Ministerio como la propia Junta.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mientras tanto, en Huelva continúa la llamada Mesa de Participación de los Fosfoyesos trabajando en la búsqueda de la mejor solución al problema, casi sin dinero para que el Comité de Expertos puede desarrollar su cometido (tienen unos 100 mil euros de los casi 800 mil ueros que precisan). Y además sin saber si sus posibles conclusiones serán o no vinculantes.

Al margen de esta Mesa de los Fosfoyesos, hace apenas una semana en Huelva se presentó una patente para reutilizar los fosfoyesos y producir sulfato sódico con un posible interés económico. Un acto celebrado en la Casa Colón de Huelva y donde el presidente del Comité de Expertos, José Borrego llegó a decir que las Balsas no son sostenibles y que la propuesta de Fertiberia no convence al Comité.

LAS BALSAS DE FOSFOYESOS

Ocupan unas 1.200 hectáreas de terreno. Se estructura en 4 balsas aunque existe un 5ª que nunca llegó a usarse ni depositar residuos en ella. Se creó de reserva pero nunca se usó. Cada Balsa viene ordenadas numéricamente de la 1 a la 4 continene muchos más residuos que simples fosfoyesos blancos o negros. Por eso, según algunos investigadores consultados por la SER, exigen una solución no genérica. Las blasas están a apenas 500 metros de las primeras viviendas de la capital de Huelva y a un kilómetro y medio del Campus Universitario. Muy próximas también a pueblos del área metropilitana de Huelva como son Palos de la Frontera, Moguer o San Juan del Puerto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?