¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los trabajadores de CAPSA aseguran que la empresa les amenaza con deslocalizar la producción de Granda

El comité de empresa y las organizaciones sindicales solicitarán reuniones con el gobierno asturiano y con el resto de grupos parlamentarios

Miembros del comité de empresa de CAPSA junto con los secretarios generales de SOMA Fitag Ugt, José Luis Alperi y de CCOO de Industria, Damián Manzano. /

El comité de empresa de CAPSA (Corporación Alimentaria Peñasanta S.A.) denuncia presiones a los trabajadores por parte de la dirección de la empresa, en el marco de la negociación colectiva, enquistada desde hace más de un año. Junto a las organizaciones sindicales alertan sobre la deslocalización de la producción de la planta de Granda - Siero; de momento, han dicho, el próximo sábado se eliminarán dos turnos de trabajo y si la cosa va a más no descartan la pérdida de empleo. Ante esta situación solicitarán reuniones con el gobierno asturiano y con el resto de grupos parlamentarios, sin descartar volver a las movilizaciones.

Los trabajadores de la planta de CAPSA en Granda, denuncian "un ultimátum de la empresa tras la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo, y una de las amenazas era la deslocalización de la producción de envasado de leche, inicialmente eliminando dos turnos de trabajo, uno en la línea de brik y otro en la de cartón, y si era necesario más". De momento esos dos turnos desaparecerán el próximo sábado. José Luis de Coro, del comité de empresa, teme "que esa deslocalización vaya a más y conlleve pérdida de empleo en la factoría asturiana".

Ante esta situación, que califican de muy preocupante, trabajadores y sindicatos mueven ficha y anuncian que solicitarán reuniones tanto con el gobierno asturiano como con el resto de grupos parlamentarios. José Luis Alperi, secretario general de SOMA FITAG UGT denuncia que "la compañía no solo se va a aprovechar de la reforma laboral del PP sino que presiona con la amenaza de la deslocalización a los trabajadores para sacar rendimiento en la negociación del convenio colectivo".

El secretario general de CCOO de Industria, Damián Manzano, denuncia a su vez la ausencia de un plan industrial por parte de CAPSA que asegure el futuro del empleo en la fábrica de Granda, que cuenta actualmente con más de 700 trabajadores. "No puede ser, ha dicho Manzano, que una empresa de marca asturiana, con un 90% de capital asturiano, y con 600.000 euros de ayudas del principado entre 2016 y 2018 no garantice con inversiones (a pesar de sus 40 millones de euros de beneficio en 4 años) el mantenimiento de la producción de envasado de leche en Asturias y amenace con llevarla a Madrid o Lugo", algo que tanto Manzano como Alperi han asegurado que no van a permitir.

 

 

Cargando