¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Policía Judicial concluye que la falta de agua condicionó la extinción del incendio de Uría 58

El informe de la Policía Judicial ha sido entregado en el juzgado, el mismo día que el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, sostenía que estaba demostrado que el agua fue suficiente para apagar el incendio

Primeros momentos del Incendio de Uría 58 en Oviedo (7 de abril de 2016). /

“El Ayuntamiento de Oviedo hará valer la verdad y sus derechos” ante las demandas patrimoniales de los afectados por el incendio de Uría 58, ocurrido hace ahora un año. Así se manifestaba este jueves el alcalde Wenceslao López que tras un acto protocolario en el consistorio confirmaba a preguntas de los periodistas que van llegando esas demandas. Al alcalde no le sorprende "que las partes traten de que pague el ayuntamiento, era previsible", ha dicho, pero rechaza frontalmente que pueda utilizarse con ese fin el argumento de negligencia alguna por parte del ayuntamiento en el operativo de extindión del fuego, que no solo causó pérdidas materiales, afectando a varios edificios además del colapsado, sino que costó la vida del bombero Eloy Palacio Alonso. De hecho López se mostró bastante molesto ante una pregunta sobre el estado actual de la red de hidrantes y bocas de riego del concejo y manifestó que"está demostrado que el agua fue suficiente para apagar el incendio, se ha demostrado y se va a seguir demostrando que esa no ha sido la causa bajo ningún concepto del accidente y sus consecuencias".

 

Así se manifestaba en la mañana del jueves el alcalde sobre ese incendio en el que además de las pérdidas patrimoniales aconteció la muerte del bombero de Oviedo Eloy Palacio, mientras que por la tarde se conocía la presentación en el juzgado de instrucción número 2 de Oviedo de un informe por parte de la Policía Judicial que determina varias anomalías en relación a los hidrantes y bocas de riego existentes. Dicho informe, un documento de un centenar de hojas acompañado por numerosas pruebas, afirma que “la falta de un abastecimiento adecuado de agua fue uno de los factores que condicionó las labores de extinción principalmente en la fase inicial de desarrollo del incendio, en la que se trataba de evitar la propagación del fuego a las plantas superiores”, y concluye que hubo falta de supervisión del dispositivo de extinción y no se hizo una valoración adecuada del riesgo de colapso de la estructura.

El nuevo informe policial, si la juez lo estima oportuno, podría ser motivo para la reapertura de la investigación del caso, que fue objeto de sobreseimiento provisional en el mes de enero.

Cargando