¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Pleno da luz verde a la modificación urbanística que exige la Junta para continuar con los trámites del nuevo hospital

El acuerdo salió por unanimidad, pese a que todos los grupos de la oposición mostraron su escepticismo de que la administración regional cumpla con su parte

Se ha dado un paso preliminar para la construcción del nuevo hospital en Aranda de Duero /

El pleno daba esta noche luz verde a la modificación del PGOU que solicita la Junta de Castilla y León dentro de los trámites para la construcción del nuevo hospital comarcal.

Por parte del equipo de gobierno fue el concejal de Acción Social y Salud, el encargado de defender la propuesta, en la idea de que este asunto es algo más que un mero trámite urbanístico. En su primera exposición, Máximo López pedía el consenso de la corporación, teniendo en cuenta que este acuerdo, que implica dar luz verde a que la Junta continúe con el proceso para este nuevo edificio, exige la mayoría absoluta y no servía que el resto de los grupos se abstuvieran, como lo hicieron en la comisión informativa del lunes, donde se dictaminó.

Desde la oposición, todos los argumentos coincidían en la desconfianza en que la administración regional cumpla con sus compromisos, que ya vienen con retraso. El concejal de UPyD calificaba como “una tomadura de pelo” el discurso del portavoz del PP y una cierta incoherencia que pida este consenso a la corporación municipal y después vote en las Cortes a favor de unos presupuestos que no contemplan este proyecto.

Tan crítico o más fue el portavoz de Renovación Arandina Progresista, Eusebio Martín, que comenzaba diciendo que hacía tiempo que no escuchaba una intervención tan demagógica como la del concejal popular.

En una línea parecida se expresaba Ildefonso Sanz, que calificaba los argumentos de Máximo López como “una provocación”. El concejal socialista se mostraba convencido de que lo que el grupo popular buscaba con este discurso era que alguno de los partidos se desmarcara de la unanimidad para ponerle en evidencia en busca de un titular informativo.

El acuerdo finalmente salió por unanimidad con el propósito de “no poner palos en la rueda”, como expresaba el portavoz de IU, no le sale gratis al ayuntamiento, puesto que implica aceptar la titularidad de la antigua N-122 para la construcción de una rotonda, cuando actualmente estaba a la espera de que el Ministerio de Fomento conteste en qué términos se produciría la transferencia de esta travesía urbana.

En este pleno, de carácter extraordinario, también quedaba aprobada una nueva ordenanza de puertas carreteras y vados. Todos los grupos de la oposición expresaban sus dudas acerca de esta normativa, como las dificultades que entraña realizar un censo de estos elementos y hacer cumplir esta normativa, pero sobre todo relacionadas con su utilidad para lograr el objetivo de que estas reservas de espacio sirvan para reducir el número de vehículos que estacionan en la calle.

En este aspecto, el portavoz de Ciudadanos, Francisco Martín Hontoria, que se abstuvo junto con el grupo socialista, planteaba que no sirve de nada exigir que los locales con derecho a vado tengan un mínimo de 80 metros cuadrados si no se obliga también a que puedan albergar al menos cuatro coches, como se había planteado inicialmente.

Igualmente, la corporación daba el visto bueno a una modificación de la ordenanza que regula la Inspección Técnica de Edificios, rectificando un error que había en el documento inicial aprobado también por el Pleno.

Cargando