¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pedro Sánchez pide primarias "sin difamaciones " en su visita a Salamanca

Sánchez ha pedido desde la tribuna salmantina que, tras las primarias, todos vayan a una con el Secretario General del partido

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha asegurado hoy en Salamanca que las primarias del próximo día 21 de mayo son el kilómetro cero para el cambio que necesita España y ha abogado por que éstas sean "limpias y sin difamaciones" y por que el partido dé un giro a la izquierda.

Ante varios cientos de militantes y simpatizantes socialistas, el candidato a las primarias del PSOE ha estado acompañado por el secretario autonómico del partido en Castilla y León, Luis Tudanca, y precedido en la palabra por el ex secretario autonómico de UGT Agustín Prieto y por la eurodiputada Iratxe García.

En su intervención, que ha sido interrumpida en varias ocasiones por aplausos, Sánchez ha insistido en que su candidatura es la de los militantes y la de la ilusión, y la que les a llevar a cambiar primero el PSOE y después España.

Ha hecho hincapié en que ser militante "significa dignidad y la columna vertebral de una organización política" y ha aludido a aquellos se molestan porque la suya sea la lista de la militancia.

Sánchez ha vertido críticas contra el PSOE que se abstuvo en la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno de España y ha abogado por unas primarias "limpias y libre de difamaciones".

El precandidato ha expresado la necesidad de que el partido dé un giro a la izquierda y en la relevancia de la unidad en torno al secretario que salga elegido para "derrocar a la derecha".

En clave internacional ha aludido al ejemplo de Portugal con un primer ministro socialista que ha subido los sueldos a los funcionarios y también las pensiones de lo que se desprende, ha apostillado, que "es posible hacer políticas de izquierda en Europa".

Ha confesado querer un partido socialista ganador unido a la militancia y no a la derecha, y se ha mostrado convencido de estar en una encrucijada en la que el PSOE tiene la responsabilidad histórica para ser alternativa del PP y hacer del Partido Socialista "el actor fundamental del cambio".

Ha expresado su convencimiento en que los socialistas necesitan dilucidar qué PSOE quieren y por ese motivo ha citado la ilusión y a la esperanza, sosteniendo que las primarias son el kilómetro cero para el cambio que necesita este país.

Por ello, ha propuesto que el Partido Socialista sea el referente de la gente joven, el que blinde la democracia de corrupción, el que limite los mandatos y el que consulte a la militancia.

Sánchez ha remarcado que quiere un partido de la izquierda basada en los principios de la libertad y de la igualdad, y también el más feminista.

Ha abogado por incorporar otras corrientes de pensamiento, por abrir un debate en torno a la muerte digna y por una separación real de poderes entre el Estado y la Iglesia.

Finalmente, ha insistido en la necesidad de dar respuesta al presente y al futuro, y dejar de hablar del pasado para hacerlo "de lo que vamos a conquistar".

Sánchez ha pedido aprovechar las primarias para "fortalecer" al Partido Socialista y ha considerado que la democracia interna es la solución a "muchos de los males" que tiene el PSOE "como organización política del siglo en el siglo XXI.

Cargando