¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los recortes de la Junta propician el desamparo de cientos de mayores

El 92% de las personas mayores que no están incluidas en el contrato de Ayuda a Domicilio rehúsan la alternativa de las empresas privadas, aunque tengan derecho por la Ley de Dependencia

La falta de compromiso económico de la Junta de Castilla y León está dejando desamparadas a personas mayores que no están incluidas en el servicio de Ayuda a Domicilio. No figuran en el programa de la Administración y la mayoría -ésa es la realidad- recela de contratar por su cuenta esa asistencia con una empresa privada.

Sólo en la capital se contabilizan a fecha de hoy 360 mayores en lista de espera. A estas personas no llega el contrato del Ayuntamiento de Valladolid con la empresa Clece a pesar de que se ha incrementado el presupuesto hasta los 5 millones 600.000 euros. Son 3.119 las personas atendidas en su vivienda particular con atención personal, comida o limpieza. Pero el Ayuntamiento no puede ampliar más el contrato y, además, las competencias son de la Comunidad Autónoma.

En el informe presentado por la Concejalía sobre el último año se resalta el incremento del 17% del presupuesto aportado por el Ayuntamiento de Valladolid en este ámbito, insuficiente para atender a todos los demandantes, que en 2016 eran 450.

La concejala de Servicios Sociales, Rafi Romero, añadió que en los últimos meses se han atendido a 80 mayores  de esta lista de espera y que sólo 2 tenían la prestación vinculada que contempla la Ley de Dependencia

Ayuntamiento Valladolid

Según los datos del Ayuntamiento, apenas un 8% de los ciudadanos que no están incluidos en el contrato de  Ayuda a Domicilio buscan la asistencia que necesitan directamente en las empresas privadas con la prestación vinculada. Es decir, el 92% rehúsan una alternativa propia; prefieren el paraguas de la Administración porque les ofrece más garantías. 

Además, 3.661 personas mayores se benefician del programa de teleasistencia.

Uno de los problemas constatados por la Concejalía de Servicios Sociales es el "envejecimiento" progresivo de la población, evidenciado en la mayor demanda de las prestaciones asociadas a la edad. 

El Ayuntamiento de Valladolid ha destinado 22,5 millones de euros a Servicios Sociales en el año 2016, un 14,42% más que en 2015, lo que se traduce en 2,8 millones por encima del presupuesto anterior.

Ante la insuficiente financiación de la Junta de Castilla y León, Rafi Romero  instó al resto de ayuntamientos y diputaciones a levantar la voz al respecto, y "decir algo acerca de la implicación que estamos mostrando todos en respuesta a las demandas que se nos presentan".

 

 

Cargando