¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SEMANA SANTA DE GRANADA

Un Domingo de Ramos para la historia

La ejemplaridad de los cortejos, la afluencia y la meteorología ofrecen la mejor apertura posible para la Semana Santa de 2017

La salida del Señor de la Borriquilla desde el interior de la Catedral ha sido una de las imágenes más especiales de este Domingo de Ramos /

El Domingo de Ramos de la Semana Santa de 2017 pasará, a buen seguro, a los anales de la historia. Las instantáneas que se han podido vivir en esta jornada, la masiva respuesta del público en las calles acompañando a lo largo de todo el recorrido a las cinco cofradías del día, así como la excepcional meteorología han permitido disfrutar de uno de los mejores inicios de la Semana Santa de los últimos años.

Asimismo, los momentos que se han podido vivir junto a la Hermandad de la Borriquilla, cuyo titular cristológico celebra su primer centenario, han ofrecido algunos de los momentos más entrañables del día, cuando iniciaba su estación de penitencia desde el interior de la Catedral.

La Hermandad de la Santa Cena presentó de forma cuidada a sus titulares, con un cortejo sensiblemente menor en cuanto a nazarenos, pero que deslumbró por el trabajo costalero de ambos pasos. Como siempre la hermandad recibió el cariño del barrio del Realejo tanto a la salida como al regreso, y sorprendió por la elección de las formaciones musicales para este Domingo de Ramos, la banda Cristo del Mar para el misterio y la Banda de Los Remedios para el paso de palio, con un acertado repertorio.

Gran trabajo el de la Hermandad de las Maravillas que parece consolidarse en su puesta en la calle, con un riguroso cortejo, nutrido en el cuerpo de nazarenos, y con una exquisita presentación en el paso de palio, especialmente en la vestimenta de su titular. Deslumbrante fue, también, el acompañamiento musical de ambos pasos, especialmente el del Señor de la Sentencia que trajo como novedad a La Asunción de Jódar. La Banda San Isidro de Armilla volvió a demostrar el momento dorado que atraviesan, con momentos sobrecogedores a lo largo del recorrido, gracias a la elección de las marchas.

El contrapunto de la jornada lo ofreció, como cada Domingo de Ramos, la estación de penitencia de Jesús Despojado. Un cortejo impecable y una labor sobresaliente por parte de los costaleros de Dionisio Martínez. Se pudo comprobar que la hermandad atraviesa un periodo de prosperidad, que nos pone en situación antes de la gran fecha de esta corporación: 2019, año en el que está previsto que salga a las calles la Virgen del Dulce Nombre.

La última cofradía de la jornada, la de Jesús Cautivo, resarció a los cofrades en la estación de penitencia de este año. La presentación de los pasos, la puntualidad de la cruz de guía y la compostura del cortejo ofrecieron una imagen renovada de la corporación, que permitió disfrutar más y mejor de este espléndido Domingo de Ramos

El especial y singular inicio de la Semana Santa

La Semana Santa de 2017 se ha inicio de un modo particular, con el traslado de las imágenes de la Hermandad de la Borriquilla hasta la Catedral a primera hora de la mañana. Una salida que ha permitido poder disfrutar de los pasos de los titulares de la cofradía de la parroquia de san Andrés antes de lo habitual, ya que se dirigían hasta la seo metropolitana para presidir la Misa de Palmas que, inicialmente, estaba previsto celebrase el arzobispo de Granada.

A primera hora de la tarde se iniciaba la estación de penitencia desde el interior de las naves de la Catedral, tras la tradicional apertura de la Semana Santa con la llamada de la Hermandad de la Alhambra, en esta ocasión en la Puerta de la Encarnación.

Este fue el gran momento de la estación de penitencia de La Borriquilla, la cual se culminó en el Perpetuo Socorro. De esta manera, y parece que definitivamente, será la última vez que la corporación nazarena salga o regrese al santuario redentorista ya que para el mes de mayo habrán concluido las obras de la primera fase de la restauración de la iglesia de san Andrés.

Cargando