¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cuando la censura franquista convirtió un adulterio en incesto

Un grupo de trabajo de la Universidad de León recuerda que sobreviven miles de traducciones censuradas en libros y películas que no se han corregido

Franco lleva muerto más de 40 años, pero su alargada sombra se sigue proyectando sobre gran parte de la cultura actual. En concreto, está presente en en miles de obras traducidas del inglés durante el franquismo, cuyas ediciones, maquillas o censuradas, nunca se han corregido.

La tijera del régimen se llevaba por delante todo lo que oliese a libertad sexual, disidencia política o atentase contra los valores morales y sociales del movimiento. En la mayoría de los casos, eran los propios traductores los que se adelantaban al temido censor y dulcifican pasajes y comportamientos para evitar que la obra fuese prohibida.

Grupo TRACE / Unileon

Estas modificaciones afectaban en la mayoría de los casos al lenguaje, suprimiendo cualquier palabrota o vocablo comprometido. Aunque sutiles, dice Camino Gutiérrez, del Proyecto Traducción y Censura de la Universidad de León, desvirtúan por completo las obras. El lenguaje suena artificial, extraño, y gran parte de la caracterización del personaje se pierde. El problema es que en la inmensa mayoría de los casos las editoriales no se han preocupado de corregir estas traducciones por una cuestión económica, de manera que las versiones a las que tenemos acceso a día de hoy son las 'elaboradas' por la censura franquista. Y ni siquiera clásicos universales como Shakespeare se libran de los brochazos del régimen.

También el cine pasó por el tamiz de la censura de la época. No solo el doblaje, sino que en algunos casos se mutilaron películas suprimiendo del metraje pasajes enteros. Incluso se llegó a cambiar el argumento. El ejemplo más rocambolesco es el de 'Mogambo'. Para evitar presentar el adulterio del personaje interpretado por Grace Kelly con el de Clark Gable, convirtieron en hermanos a dos personajes que eran marido y mujer en la película original. Eso provocó que en muchas escenas no tuviesen mucho sentido y acabasen sugiriendo al espectador un incesto encubierto...

Cargando