¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Colectivos sociales y políticos homenajean en Aranda a las víctimas del franquismo en el aniversario de la II República

Los participantes han colocado ramos de flores con los colores de la bandera republicana en el munumento erigido en el lugar donde reposasn los restos recuperados de las fosas comunes de la comarca y los fallecidos en el campo de concentración de Aranda

Emotivo homenaje en el monumento en el que reposan los restos de fosas comunes de la Comarca de Aranda y campo de concentración de Aranda /

Es ya una tradición que se inició hace varios años gracias a la colaboración entre la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) y la asociación arandina “En medio de Abril”, cuyo nombre alude, precisamente a la fecha de proclamación de la II República Española. Coincidiendo con ese momento del calendario, esta asociación revive cada año un homenaje a quienes fueron víctimas del régimen que acabó con aquel orden constitucional, abriendo un periodo de guerra y posterior dictadura. Partidos y sindicatos de izquierdas secundan en Aranda este homenaje en el que se recuerda a quienes murieron como consecuencia del franquismo pero también quienes fueron presos o represaliados por él y sufrieron las consecuencias de defender una ideas distintas al régimen.

El homenaje se iniciaba en la Plaza Mayor de Aranda, entre banderas republicanas y palabras de reconocimiento. El homenaje se trasladaba a continuación al Cementerio Municipal, ante el monumento colocado en el lugar en el que están enterrados los restos recuperados de las fosas comunes de la Andaya, en la comarca del Arlanza, La Lobera y Costaján en Aranda y la de Milagros. También se encuentran en este lugar los restos de los más de 70 fallecidos en el campo de concentración que tuvo Aranda en los talleres de la estación del ferrocarril de El Montecillo durante la Guerra Civil y que en su momento fueron trasladados desde el antiguo cementerio de San Gil. Estos presos procedían de diversos lugares de España, aunque predominaban entre ellos los originarios de Cataluña y Valencia, como escribe José María Rojas en su libro “Semilla de Libertad II”

Entre banderas tricolor y ramos de flores que también lucían la combinación amarilla, roja y morada, que se han colocado tanto en el monumento como en algunas tumbas de activistas republicanos, los asistentes al acto han recordado a quienes murieron por sus ideas o sufrieron daño en sus bienes o en su dignidad por esta misma causa.

Cargando