¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Y el Ángel del Señor anunció a María... en Aranda

Aranda revive el Auto Sacramental de la Bajada del ángel que cada I Domingo de Pascua recrea el anuncio de la Resurrección con una tradición de origen centenario

La Bajada del ángel es una tradición centenaria que congrega a miles de personas /

La mañana se despertaba en la Ribera como se espera de la Pascua Florida: radiante, luminosa y cálida. El escenario perfecto para revivir el Auto Sacramental más querido por la población arandina, que sabe que cada año tiene el privilegio de ver descender un ángel del cielo. Aunque el ángel tenga nombre y apellido y pasee cada día por las calles de la villa, juegue en sus parques y vaya al colegio. Este año ha sido Leire Arrabal García la que de forma impecable revivía una de las tradiciones más antiguas que se conservan en la villa: la Bajada del Ángel.

El rito se ha repetido con precisión milimétrica y estricta puntualidad: el primero en salir ha sido el Resucitado, acompañado d ella Banda de Música Villa de Aranda quien ha esperado a la puerta de Santa María a que minutos después apareciera la imagen de la Virgen con la cabeza y el busto enlutado en un velo negro. Mientras crece la expectación, los cofrades repiten los gestos solemnes con la pulcritud que se requiere: el estandarte que precede a la Virgen ha realizado las preceptivas arrodilladas ante el Cristo Resucitado a medida que avanza la imagen de la Virgen, a la que los costaleros abajan también en varias ocasiones con las arrodilladas correspondientes. Y en el momento culmen, silencio y las miradas de los espectadores fijas en la fachada de Santa María. De la cajonera azul cielo a la izquierda de su portada comienza a aparecer un globo que se desliza lentamente por unos cables aéreos que cruzan la calle hasta situarse sobre la imagen de la Virgen. Y si hay alguien despistado o con escasa visión, la exclamación unánime del público y los aplausos le alertarán de que ya ha salido del artefacto un querubín. Un año más el ángel ha soltado las palomas y entre confeti se ha quitado la corona y ha descendido para quitarle el velo negro a la Virgen, para dejarla descubierta frente a la imagen de su Hijo Resucitado.

Una vez en el suelo y calzada, Leire-Ángel, manteniendo la túnica y las alas, se ha incorporado a la procesión, en la que los sones de la Banda han tornado la solemnidad por alegría acompañando ahora sí a las dos imágenes y a los representantes de las distintas Hermandades y Cofradías de Aranda que forman parte de la comitiva.

Pero no solo Aranda ha celebrado hoy la procesión del Encuentro. Aún siendo la que cuenta con un rito más llamativo, que también se revive en la cercana localidad de Peñafiel, en Valladolid, son muchos los municipios ribereños que durante esta jornada también conmemoran con ritos y ceremonias el Domingo de Pascua. En otros lugares conservan también cantos, como las “albricias” de Peñaranda o saludos particulares, como en la procesión del Resucitadillo de Roa.

En Arauzo de Torre y en Guzmán, el velo negro de la Virgen no se lo quita un ángel, sino que se subasta. Y quien gana la puja, además del privilegio de desenlutar a la Virgen, se lleva rosquillas y dulces caseros

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?