¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nueva campaña intensiva de controles de velocidad

Entre los días 17 y 23 de abril

La Guardia Civil y la Policía Local de Salamanca van a llevar a cabo una nueva campaña especial e intensiva sobre vigilancia y control de la velocidad de los vehículos. Estos controles se realizan a mayores de los que, de forma habitual, se vienen efectuando en la ciudad y suponen un incremento de las acciones preventivas en la materia, en coordinación directa con la Dirección General de Tráfico.

En el caso de la ciudad de Salamanca, los controles de velocidad se planifican de forma periódica y en distintas localizaciones, especialmente en aquellos puntos más susceptibles de peligro por altas velocidades, como el segundo cinturón de circunvalación, los accesos a la ciudad y las vías transversales de comunicación.

Estos operativos tienen como objetivos prioritarios el incremento de la seguridad de peatones y conductores, la prevención de posibles accidentes de circulación y, en definitiva, la mejora del tráfico urbano.

En las zonas urbanas, especialmente en el caso de atropello, la velocidad es determinante ya que a partir de 80 kilómetros por hora es prácticamente imposible que un peatón se salve de un atropello, mientras que a una velocidad de 30 kilómetros por hora el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%.

Superar el límite en más de 60 kilómetros por hora en ciudad es delito

Los límites de velocidad en vías urbanas y travesías se encuentran regulados en la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación, estableciéndose con carácter general la velocidad máxima de 50 kilómetros por hora –sin perjuicio de otras restricciones específicas en determinadas zonas, limitadas por ejemplo a 30 kilómetros por hora en numerosas vías del centro urbano– que no deberán rebasar los vehículos en vías urbanas y travesías, salvo para los vehículos que transporten mercancías peligrosas, que circularán como máximo a 40 kilómetros por hora. Las infracciones a las normas de este precepto tendrán, como mínimo, la consideración de graves.

Pero sin duda el hecho más significativo ha sido la modificación del Código Penal en materia de seguridad vial, que en lo relativo al control de la velocidad en las vías urbanas especifica en su artículo 379 que los conductores que superen en 60 kilómetros por hora en vía urbana o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana la velocidad permitida reglamentariamente podrán ser castigados con penas de prisión de tres a seis meses y a la privación del derecho a conducir entre uno y cuatro años.

La Ley del Permiso por Puntos, de obligado cumplimiento para todos los titulares de licencia de conducción, prevé la pérdida de entre 2 y 6 puntos por cometer infracciones relacionadas con el exceso de velocidad en lo que se refiere a vías urbanas y travesías. Las sanciones económicas oscilan entre 100 y 600 euros, en función de la gravedad de la infracción.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?