¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Semana Santa histórica en A Mariña

La afluencia de visitantes dejó hoteles llenos durante toda la semana y creció el número de consultas en las oficinas de información turística de los diferentes concellos

Playa de As Catedráis en Ribadeo, una de las zonas más visitadas de la costa de Lugo. /

En Viveiro, Burela y Ribadeo los hoteles estuvieron llenos toda la semana, rompiendo la tendencia de otros años cuando los días fuertes eran de jueves a sábado. Estas localidades onsiguieron los mejores resultados de la provincia de Lugo, según la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Lugo. Además, en Foz la población se duplicó durante la semana de Pasión, lo que el alcalde considera la “antesala de un verano exitoso”.

En Viveiro, el buen tiempo facilitó una Semana Santa de “pleno”. Hacía diez años que no salían todas las procesiones como ocurrió este año, pues en algún momento llovía y había que cancelar, según reseñó el presidente de la Xunta de Cofradías de Semana Santa, José Veiga.

Un buen tiempo que animó también a los visitantes a hacer turismo. En la oficina de Información turística viveirense, hubo 6.500 visitas, aproximadamente 1.500 más que en el año precedente, y también las visitas guiadas fueron un éxito.

En Ribadeo, la concejala de turismo, Ana Martínez, recalca que las vacaciones de Semana Santa son siempre un punto de inflexión, pero en este año hay que hablar de cifras récord. Martínez resaltó que la playa de As Catedrais estuvo a rebosar y se agotaron las 4.800 autorizaciones díarias de la Xunta, de jueves a sábado.

La edila reconoce que el epicentro del turismo en la localidad es el arenal pero recalca que muchos visitantes de la playa se acercan a la villa. Según los datos que maneja Martínez, hubo 6.500 consultas en las oficinas de turismo, 4.600 en As Catedrais y el resto en el casco urbano, 1.800. Estos datos  suponen un incremento del 15% respecto a las mismas fechas de 2016.

Por su parte el alcalde de Foz, Javier Jorge Casatiñeira, no dudo en calificar los resultados que arrojan estos festivos como "antesala de lo que será un verano exitoso" en cuanto a turismo. Castiñeira señaló que los datos de consumo de agua y servicio de basura se duplicaron, lo que hace pensar que se duplicó la población durante los pasados días. Además la basílica de San Martiño registró 2.000 visitas durante la semana, lo que también consideró, síntoma de récord turístico.

Burela también logró lleno en hoteles y el concejal de turismo, Ramiro Fernández se mostró satisfecho y recalcó el importante tirón turístico del barco museo Reina del Carmen, que fue muy visitado en estos días.

Cargando