¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Horizonte de sucesos

El Blog de Pablo G. Palomo sobre el universo de Unionistas se acerca a RadioSalamanca.com tras el último choque de los blanquinegros

Los Astrofísicos de todo el planeta están de enhorabuena después de tomar lo que parece la primera foto de un agujero negro. Realmente, la red de telescopios mundiales no llegó a fotografiar esa región en sí, sino de su parte más externa: el horizonte de sucesos. El lugar donde aún se podría escapar del poder de estos monstruos cósmicos.

El fútbol es muchas veces un agujero negro metafórico. Y también tiene un horizonte de sucesos. Es ese punto donde juegas a ser equilibrista sin red. En el que los tres puntos te los está succionando el rival. Cuando te toca ser más muy veloz para remontar. A Unionistas le pasó algo parecido contra el Almazán.

La primera parte fue una especie de dominada lastrada. En la segunda salieron bordeando la velocidad de la luz para casi ganar. Decía Astu que el fútbol es injusto. Por definición, tiende a serlo. Más si le das razones para ello. Y aunque el entrenador no puede salir a defender los saques de esquina, tampoco parece buena idea poner siete jugadores más pensados para defender.

Si algo bueno tuvo el encuentro contra los sorianos es que no hay nada que ejemplifique más que perder. A lo mejor el fútbol de los charros fue pobre. Pero de un pobre exquisito. Con mucho swing. Porque durante unos cuantos minutos, supieron tener la personalidad necesaria para mandar en su hambre.

De conocerse va por tanto el asunto. De entenderse. Cuando uno sabe quién es, da igual quien sea el resto. Borges lo resumió a la perfección en la biografía de Tadeo Isidoro Cruz: “Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que uno sabe para siempre quien es”.

Unionistas durante muchos minutos de la segunda parte supo quién era y lo que había venido a hacer. Un equipo que aspira a ser subcampeón de liga y que quería ganar ese partido. Lo entendió demasiado tarde. Y da ventaja al Astorga que ahora ya sólo depende de sí mismo para garantizarse la segunda plaza.

Perder ese honor podría ser un mal menor. Todo lo que queda por delante ahora importará poco cuando lo verdaderamente importante arranque. El play off será un horizonte de sucesos permanente. Un envite donde lo que apuestas es la oportunidad de volver a jugarte la vida a dos partidos. Olvidarse de cuál quieres que sea tu destino, aunque sólo sea por unos instantes podría ser fatal. Y es que Unionistas no sólo tiene que ser Unionistas. Sino además parecerlo.

Cargando