¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Arenas pide que la sentencia por la invasión de su parcela la paguen los investigados y no la ciudadanía

El juzgado de lo Contencioso considera irregular que el Ayuntmaiento permitiera que el pabellón deportivo "se comiese" 333 metros cuadrados de la parcela donde Arenas quería levantar un centro infantil

Aspecto actual de la parcela de Ramón Arenas afectada por la sentencia /

La Justicia retroalimenta el caso Nazarí con una nueva resolución contra el urbanismo de Granada. Después de la sentencia que condena al Ayuntamiento a pagar al empresario Ramón Arenas un millón y medio de euros por haber permitido la invasión de una parcela de su propiedad por la construcción del Pabellón Mulhacén, el empresario ha anunciado que pedirá al actual gobierno local que repercuta la condena a los propios investigados en el caso Nazarí para que sean ellos con sus propios bienes y no la ciudadanía de Granada quien pague la indemnización.

El juzgado de lo Contencioso ha condenado al Ayuntamiento de Granada a pagar esa cantidad de dinero al empresario Ramón Arenas por que la construcción del pabellón Mulhacén, una concesión municipal al empresario García Arrabal, invadió 333 metros cuadrados de la parcela que el mismo municipio le había vendido a Arenas para la construcción de un centro infantil. Arenas exigía una indemnización de más de ocho millones de euros. El juzgado solo concede un millón y medio de euros y reconoce que el municipio actuó irregularmente, por lo que Arenas considera que la resolución deja abierta la puerta a la investigación penal.

Ahora, Ramón Arenas ha anunciado a Radio Granada que pedirá este jueves por escrito al Ayuntamiento que traslade esta sentencia al sumario del caso Nazarí, que investiga el expediente del pabellón Mulhacén y otras siete actuaciones urbanísticas en la ciudad, para que sean los presuntos responsables del anterior urbanismo local los que afronten con sus bienes la indemnización y no la ciudadanía de Granada. Arenas asegura que ahora le toca mover ficha al Ayuntamiento después de 12 años de persecusión y perjuicios en su contra.

El empresario Ramón Arenas fue uno de los denunciantes del caso Nazarí, que investiga una supuesta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada durante los mandatos del PP.

Asegura que la acción municipal del PP le ha arruinado por no haber podido ejecutar su proyecto empresarial en una parcela que fue invadida ilegalmente por otra construcción municipal.

Ramón Arenas, que ahora tendrá que ser indemnizado, se siente víctima de una injusticia que ahora queda parcialmente compensada.

Curiosidades urbanísticas

El exalcalde de Granada, José Torres Hurtado, prometió a Ramón Arenas, según el testimonio del empresario, compensar la invasión de la parcela. La promesa permitió que Arenas cediese unos días la polémica parcela al Ayuntamiento para instalar las dependencias anejas que el Pabellón Mulhacén requería como pista de hielo para ser validado como escenario de la UNIVERSIADA 2015. A los pocos días de que las pruebas terminasen, el gobierno local rompió la promesa con Arenas.

Curiosamente el equipo de gobierno tuvo que recurrir al favor de Ramón Arenas para poder usar en la UNIVERSIADA el Pabellón Mulhacén porque previamente había permitido al empresario que levantó la instalación municipal, García Arrabal, prescindir de algunas instalaciones a las que previamente se había comprometido en la adjudicación del proyecto municipal. Así por lo menos lo atestiguan varios técnicos municipales cuyas declaraciones ha incorporado la Policía Nacional al sumario del caso Nazarí.

Cargando