¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

José Antonio Mesa, alcalde de Allande: “No quedará un metro sin quemar por culpa de la reforma de la ley de Montes”

El primer edil socialista vincula la oleada de incendios a la eliminación del acotamiento al pastoreo en las zonas quemadas, aprobada el pasado mes de marzo en la Junta

Las condiciones meteorológicas están avivando los incendios en muchos concejos /

José Antonio Mesa no se calla. Apunta directamente al sector ganadero como culpable de la oleada de incendios que se ha venido produciendo en los últimos días. Para el alcalde de Allande, donde el fuego vuelve a asolar los montes de Villalaín, los fuegos se prenden como consecuencia de la eliminación del acotamiento al pastoreo en las zonas quemadas que la Junta General del Principado aprobó, hace unas semanas, a petición del Partido Popular y con el único voto en contra del grupo parlamentario de PODEMOS.

En esta comarca del suroccidente asturiano, durante el año pasado apenas ardieron 40 hectáreas. Desde la llegada de la primavera, comenta el alcalde de Allande, la situación se ha desbordado: “Los que defendemos, tanto al sector ganadero como al forestal y el medio ambiente ya lo veníamos avisando, y esta es la prueba. Si seguimos así, no quedará un metro por quemar”. José Antonio Mesa insiste, además, en que no existen medidas legales para poder poner coto a estas actuaciones, y tampoco un sistema de vigilancia eficaz en el que se encuentren coordinadas las fuerzas de seguridad. En su intervención en el programa Asturias Hoy por Hoy de Radio Asturias-SER se ha mostrado “descorazonado” por la falta de apoyo de la administración regional: “Todo el peso recae en Bomberos de Asturias que no dispone de efectivos suficientes. No sentimos el apoyo del gobierno en estas circunstancias”.

El alcalde insiste en el abandono al que la administración regional somete a los concejos del suroccidente asturiano: “Sólo saltan las alarmas cuando, como a finales de 2015, el fuego llega a las puertas de Oviedo. De otro modo, a la administración le preocupa muy poco”.

El fuego en Villalaín continúa activo, pero ya no se da la situación tan preocupante como la que mantuvo en alerta a los servicios de extinción durante toda la noche. Durante horas se temió por los núcleos de población cercanos al incendio, además de una braña protegida que llegó a correr serio peligro. El escenario no llegó a ser tan catastrófico como se temía, pero el fuego continúa mientras el tiempo seco y los fuertes vientos colaboran en la propagación de los incendios; una situación que, se espera, puede mantenerse hasta el fin de semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?