¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Los pisos turísticos no reglados pueden acabar con el modelo de Granada"

Podemos pide medidas de control para este tipo de alojamientos que favorecen la masificación y eluden impuestos

Turistas en el centro de Granada este mes de abril /

Podemos ha exigido que se regulen los alojamientos no reglados de la ciudad de Granada. Asegura este partido que plataformas como Airbnb dificultan el cobro de impuestos por la opacidad en los ingresos que supone el modelo. Dice el secretario general Alberto Matarán que los pisos turísticos no regulados no crean empleo y, además, generan una masificación turística que no se puede controlar.

Asegura que con este tipo de alojamientos, "matamos la gallina de los huevos de oro" puesto que la sobresaturación turística que promueve provoca visitas incómodas y con poca calidad en un destino de turismo patrimonial como Granada. Por tanto, se pone en peligro la calidad del destino y, a largo plazo, no se sostiene el modelo.

Alberto Matarán asegura que el alojamiento reglado ha experimentado un incremento en los últimos cinco años de en torno a un 25%, pero el alojamiento no reglado no está siendo contabilizado.

Dice Podemos que esta situación está generando problemas económicos de largo alcance ya que la opacidad de los ingresos de estos alojamientos no reglados dificulta el cobro de impuestos, de tal manera que no sólo suben los precios de la vivienda para los que quieren residir en la ciudad, sino que además las arcas públicas no pueden hacer frente a las necesidades que genera esta masificación turística, realizan una competencia desleal a los alojamientos reglados y provocan una mayor precarización laboral del sector, "los efectos de la competencia desleal no pueden seguir cayendo sobre los hombros de la ciudad y especialmente de los trabajadores y trabajadoras de la hostelería que sufren la precariedad y los bajos salarios".

La formación tiene constancia de que en ciudades como Málaga y Sevilla ya hay estudios que demuestran que los alojamientos no reglados, "los alquileres vacacionales, sobre todo a través de empresas de interacción con agencias por internet, superan al alojamiento reglado y esto significa que probablemente nuestra ciudad se encuentre en una situación similar, confirmándose a través de las quejas vecinales de los distritos centrales, y en particular del distrito Albaicín, uno de los más afectados".

Podemos Granada ha anunciado propuestas e iniciativas por vía institucional en todos los ámbitos para lograr un modelo turístico sostenible para la ciudad en varios ejes: evaluar la situación e inspeccionar estas viviendas de alquiler para comprobar si están o no registradas como alojamiento turístico y exigir a las empresas intermediarias que cumplan con la legalidad tributaria, urbanística, y turística.

Además trabaja en la necesidad de regulación normativa de este tipo de alojamientos en Granada, especialmente los que están en zonas sensibles del centro histórico para limitar su impacto sobre la ciudad, sobre el sector turístico, y sobre los precios del alquiler; y finalmente la necesidad de implementar una tasa turística para este sector que pague los costes que está generando y que sea progresiva para que quienes tengan más de una vivienda asuman un coste sustancialmente mayor que quienes sólo tengan una vivienda en alquiler completo o por habitaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?