¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Yo perdí delante de los "Grises"

El Celta lleva una gran racha con la camiseta gris ante equipos que visten de azul y blanco

Iago Aspas celebrando su gol del triunfo en Riazor /

El lío del partido de ida en la reunión de la UEFA puede ser una buena noticia para el Celta. Si a esto le añadimos también la semejanza de la primera y segunda equipación del Genk, pues todavía más. Y es que esta noche el Celta, lo más seguro es que, como en la ida, vuelva a jugar con la camiseta gris, por cierto, una de las más aclamadas por los aficionados por su diseño y originalidad.

Pero más allá de lo estrictamente comercial, esa camiseta no trae malos recuerdos para el Celta en un determinado tipo de partidos. Con la camiseta gris, el Celta mantiene una casi inmaculada racha cada vez que se enfrenta a equipos con camiseta a rayas azul y blancas. El gris se impone, no solamente en la escala de colores al azul y blanco. Y los datos están encima de la mesa y ya se los hemos hecho llegar a Edu, uno de los utilleros del Real Club Celta, que tendrá que estar en la reunión de la UEFA para determinar las vestimentas a elegir hoy.

Y es que el Celta, vistiendo su camiseta gris, se ha enfrentado como visitante a cuatro equipos de la Liga que tienen por seña en sus camisetas titulares las rayas azules y blancas. El balance no está nada mal: 3 victorias y una sola derrota por la mínima. Sí, una derrota, pero llevar un 75% de efectividad es un dato muy a tener en cuenta. La única derrota fue en Anoeta en un partido de rotación por un pírrico 1-0 qe marcaba Juanmi en el tramo final del partido. Pero de gris visitando a un club azul y blanco, el Celta rompía su racha negativa como visitante ganando al Espanyol en Cornellá por 0-2 con goles de Rossi y de Pione Sisto. También fue capaz de ganar en Leganés 0-2 en el famoso partido de las rotaciones múltiples y que un necesitado cuadro pepinero no pudo neutralizar a un Celta que hasta vio como marcaban Lemos y Guidetti. Y en el derbi, en Riazor, después de llegar el viernes por la tarde de un kilométrico viaje de Rusia, casi sin margen de recuperación, el Celta se volvía a cargar a un equipo vestido de azul y blanco. 0-1 con gol de Iago Aspas. Un Dépor que venía de ganarle al Barcelona una semana antes en su propio estadio.

Pero para ir un poco más allá con la estadística del Celta, por ese jaleo del delegado UEFA, el otro día en casa en el partido de ida contra el GENK, el Celta vistió la camiseta gris yel Genk una azul y blanca. El resultado está ahí encima de la mesa: Celta-3 Genk-2. ¿Quien dijo que el gris no combina bien? El gris combina de maravilla con el azul y el blanco. Ojalá hoy sigamos con la racha.

Cargando