¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cuando el servir no implica la simpatía

El trato o maltrato que recibimos de otras personas, juega un papel fundamental en nuestro comportamiento presente y futuro

El trato o maltrato que recibimos de otras personas, juega un papel fundamental en nuestro comportamiento presente y futuro /

Ocurre en ocasiones que en época de vacaciones el trato al cliente, sobre todo en el sector de la hostelería, disminuye. Muchas mesas que atender, muchas comandas, muchas… pero poca simpatía. ¿Acaso con el hecho de servir las mesas ya es suficiente? La respuesta es no.

Si quieres que un cliente vuelva a tu establecimiento, le tienes que ayudar a que viva una experiencia en él y no solo a través de la comida. Sonreír, tener un trato cercano, educado, mirar a los ojos… hacerle ver a la persona que ha entrado en tu casa, que es bienvenida.

Cuando nos sentimos así y además la comida es buena, casi con total seguridad que volveremos a ese lugar o por lo menos, lo recomendaremos. Pero si la comida es buena y el trato no está a la altura… no solo no volveremos, sino que nos encargaremos de hacer malas críticas, y ya no solo en el cara a cara con nuestra gente sino también a través de conocidos portales de opinión.

Ser antipático o simpático es una decisión que depende de nosotros. ¿Parece que la segunda opción es mucho más beneficiosa, no? De todo ello hablamos con Marina Estacio, experta en Comunicación personal y fundadora de la revista digital Pruébate Magazine.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?