¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Punto de Vista

Esencias del pasado

Cospedal está anclada en las más recias tradiciones. Por ella no ha pasado el tiempo

En Semana Santa toda la política nacional ha estado en stand by; bueno, casi toda. La ministra de defensa María Dolores de Cospedal nos la ha amenizado con esta orden: “Desde las 14.00 horas del Jueves Santo hasta las 00.01 horas del Domingo de Resurrección, la enseña nacional ondeará a media asta en todas las unidades, bases, centros y acuartelamientos”. Y se ha quedado tan ancha.

Ella se defiende apelando a la tradición, pero no es un argumento cierto, como sabemos todos. Es una imposición a raíz del franquismo y de su vinculación con la iglesia Católica que los ejércitos asumieron. Fue una mezcla de patriotismo y de fe que produjo en España el nacional-catolicismo, al que la Constitución mandó al baúl de la historia, pero que el sector más integrista del PP no ha acabado de enterarse.

Obligar a resaltar un solo elemento de la semana santa, por ideología, cuando son muchos los que la conforman, a saber, ritual, creencia, imaginería religiosa, simbolismo, organización y espectáculo, dice muy poco de la modernidad política de la nueva ministra.

Ya canta que aparezca con mantilla y peineta en la procesión del Corpus en Toledo. Se ve que esta mujer está anclada en las más recias tradiciones. Por ella no ha pasado el tiempo. En su seno se guardan a buen recaudo las semillas del pasado. Y es que este PP no tiene desperdicio. Pobres de nosotros.

@cecilionieto54

Cargando