¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Hallados dos osos muertos en la reserva de Muniellos

Los animales fueron encontrados en el rio por un vecino. Los ecologistas apuntan al veneno como posible causa de la muerte de estos dos animales en la reserva asturiana. La administración no descarta ninguna hipótesis a la espera de la necropsia

Dos osos adultos han aparecido muertos en un rio cercano a la localidad asturiana de Cangas del Narcea, en el entorno de la reserva natural de Muniellos. Fueron encontrados por un vecino que alertó a las autoridades; ya han levantado los cadáveres y en las próximas horas se realizarán las necropsias para determinar la causa de la muerte. Con la muerte de estos dos ejemplares ya son cuatro los osos muertos en circunstancias no naturales en los últimos seis meses, cinco en el último año.

La Coordinadora Ecoloxista de Asturias apunta al veneno como posible causa del fallecimiento de estos animales, aunque tampoco pueden descartar ninguna hipótesis. El portavoz de la coordinadora, Fructuoso Pontigo explica a la SER que, si bien podría tratarse del desenlace de una pelea entre machos porque nos encontramos en época de celo, los animales han sido encontrados muy cerca uno de otro - algo que no sucede en las peleas aunque los dos osos mueran- y que no presentaban heridas ni signos de violencia.

Además, añaden, cuando un animal ingiere veneno suele acercarse al rio para beber agua y calmar el dolor que le produce la sustancia. Los ecologistas piden contundencia al gobierno de asturias y a la administración cuya actuación consideran laxa. "Se están tomando muy pocas medidas contra el furtivismo, ya han muerto previamente osos por disparos y no se ha encontrado a ningún responsable". Además, solicitan a las autoridades que inspeccionen los alrededores a este lugar para averiguar si hay más cadáveres y cebos envenenados, si finalmente se comprueba que murieron a causa del veneno

También en declaraciones a la SER, el alcalde de Cangas del Narcea- concejo al que pertenece el lugar en el que han sido encontrados los dos plantígrados- Jose Victor Rodríguez pide prudencia y asegura que el gobierno no descarta ninguna hipótesis. Hasta ese lugar se han desplazado varios equipos con unidades caninas para rastrear un posible veneno.

No comparte la postura de los ecologistas porque, dice, la administración actúa con contundencia y los protocolos son los adecuados. Ahora será la investigación de los veterinarios del SERIDA la que determine, tras la necropsia y el análisis toxicológico, las causas de la muerte de estos animales protegidos.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?