¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los fiscales de Nóos piden que el Supremo revise la acusación contra la infanta

Proponen a la fiscalía del Supremo que recurra la decisión de juzgarle por la aplicación incorrecta de la doctrina Botín

Los fiscales baleares del caso Nóos han decidido proponer a sus colegas del Tribunal Supremo que recurran ante el alto tribunal la decisión de sentar en el banquillo a Cristina de Borbón y revisen la doctrina Botín. Los fiscales Ana Lamas y Pedro Horrach sostienen que el juez instructor y la Audiencia de Palma aplicaron incorrectamente la doctrina Botín, que impide que una acusación popular siente en el banquillo a una persona cuando ni el perjudicado por el delito ni la Fiscalía acusen.

Este viernes finaliza el plazo para anunciar ante la Audiencia Provincial la presentación de recursos por el caso Nóos. Por el momento, cuatro de la acusaciones y tres de los condenados han anunciado ante la sección primera que presentarán un recurso de casación ante el Tribunal Supremo para revertir la sentencia.

Si los fiscales del Tribunal Supremo aceptan la propuesta de la Fiscalía balear, el alto tribunal volverá a pronunciarse sobre la acusación popular. A la doctrina Botín primero y a la doctrina Atutxa, después, se le sumaría la doctrina infanta. La Audiencia de Palma basó su decisión en que el caso de la infanta era distinto del de Emilio Botín, porque aquí tanto la fiscalía como la abogacía del Estado sí que perseguían el delito fiscal que atribuían a su marido, Iñaki Urdangarin. La duda era si la hermana del rey era cooperadora necesaria del delito, tal y como sostenía el pseudosindicato Manos Limpias. El tribunal terminó absolviendo a Cristina de Borbón y condenando en costas a Manos Limpias, que también ha anunciado que recurrirá esta parte de la sentencia.

A la Fiscalía y Manos Limpias se suman las abogacías del Estado y la de Baleares. También recurrirán la sentencia tres de los condenados. Se trata de Iñaki Urdangarin que fue sentenciado a seis años y tres meses de cárcel, de su exsocio Diego Torres sobre quien pesa una condena a ocho años y seis meses, así como el expresidente balear Jaume Matas que fue sentenciado a tres años y ocho meses de cárcel.

Cargando