¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Más dinero para la enseñanza concertada, menos para la pública

El comentario de Juan Francisco Rojo

El dato lo ofrecía esta semana nuestra compañera Pepa Bueno y a mí me alarmó. El dinero público que recibe la escuela concertada en España marca un nuevo máximo histórico. No pasaría nada, o al menos sería menos discutible, si el esfuerzo inversor en la escuela pública es paralelo o superior. Pero, desafortunadamente, eso no ha ocurrido.

La inversión en la pública sigue estando muy lejos de los niveles de antes de la crisis. Son datos de 2015, recordaba la información, los últimos disponibles, los más actualizados y que no generan dudas porque proceden del propio Ministerio de Educación. No sé a ustedes, pero a mí me parece de escándalo que la concertada recibiera 27 millones de euros más que en 2009 y que la inversión de la pública esté todavía 7.252 millones por debajo de los niveles de entonces.

Me consta que en Palencia no están cubiertas todas las necesidades de la enseñanza pública que, por otra parte, es una enseñanza de enorme calidad gracias a sus profesionales. Conozco el caso de un instituto donde los alumnos han protestado, de puertas para dentro, porque el mobiliario presenta un estado deplorable y donde se les dice que no hay dinero. Habría que concluir que no lo hay para la enseñanza pública, pero sí para la privada. El argumento es el de garantizar la libre elección de centro con una tendencia de subida del alumnado en la concertada y descenso en la pública.

Resumiendo: hay demanda social. Algunos ven una cuestión ideológica en este tipo de política. Yo veo una sociedad más elitista, me refiero a los padres, más protectora con sus hijos que en la concertada salen más tarde del cascarón y unas administraciones pragmáticas que tienen claro que un alumno de este tipo de enseñanza les sale más barato que en la pública.

Nada tengo ni contra los padres ni contra los profesionales de la enseñanza concertada. Pero sí me duele ver algunos centros semiprivados en Palencia con instalaciones impresionantes que pagamos todos en parte, mientras que en centros públicos sigue habiendo evidentes carencias que deberían de haberse corregido hace tiempo.

Mis hijos han estudiado siempre en la pública, y los resultados han sido extraordinarios. No soy ni quiero ser ejemplo de nada. Pero también me pasma la actitud de algunos que se erigen en defensores del sistema público, algunos sindicalistas y políticos, para luego matricular a sus hijos en colegios concertados. Claro que cada uno hace lo que cree que es mejor. Pero conviene ser consecuente con lo que se predica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?