¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En libertad los detenidos por la pelea que provocó la estampida al paso del Cautivo

Identificado un hombre que alertó al 112 de la colocación de un falsa bomba en el traslado de la Zamarilla

Un momento de la estampida en la Tribuna de los Pobres de Málaga /

El juzgado ha dejado en libertad sin cargos a los tres individuos arrestados por su presunta participación en los incidentes ocurridos durante la procesión del Cautivo del pasado Lunes Santo.

Fuentes judiciales han indicado que, por el momento, y a la espera de que se aclaren los hechos y las investigaciones permitan identificar a las personas que intervinieron en los mismos, las tres personas no constan como investigadas, por lo que no se les imputan cargos.

El juez de Guardia ha remitido un oficio a la Policía Nacional para que siga investigando lo ocurrido la referida noche con el fin de identificar a las personas que provocaron o participaron en los incidentes.

Una de las personas detenidas es un toxicómano que ha reconocido haber participado en la pelea. Sin embargo, su testimonio ha sido puesto en cuestión pues la noche de los hechos pudo haber estado ingresado en una unidad de agudos de un centro hospitalario malagueño. Este extremo se está intentando confirmar por las autoridades, por lo que, de confirmarse, excluiría su intervención en los hechos.

Se ha descartado que los incidentes fueran llevados a cabo con la intención de cometer un atentado contra el sentimiento religioso.

Las detenciones previas

La Policía anunciaba este jueves el arresto de estas tres personas y la identificación de una cuarta por su presunta implicación en dos incidentes distintos ocurridos en dos procesiones celebradas durante la Semana Santa en Málaga.

Los hechos que motivaron la actuación policial sucedieron durante la noche del pasado Lunes Santo, en el trascurso de la procesión de El Cautivo a su paso por la calle Carretería de la capital malagueña, y que provocaron una avalancha de personas con varios heridos por caídas y golpes.

Inmediatamente comenzaron las investigaciones con la finalidad de esclarecer los hechos así como de determinar el origen que provocó la estampida, han concluido en que se debieron a una discusión entre varias personas en la que los participantes llegaron a agredirse.

Las pesquisas en cuanto a la participación de los investigados en los hechos aún continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones. Se da la circunstancia de que uno de los detenidos, al saberse buscado por la Policía Nacional, se presentó en dependencias policiales donde fue oído en declaración, afirmando ser el causante de los desórdenes provocados en la calle Carretería.

Identificado por una falsa amenaza de bomba durante el recorrido de Zamarrilla

La investigación se inició sobre el pasado día 8 de abril, sobre las 19:45 horas la Policía Nacional recibió una llamada de teléfono desde la Sala de Emergencias 112 de Andalucía en Málaga en la que comunicaba que instantes antes había atendido una llamada en la que su interlocutor, un varón, se atribuía la colocación de un artefacto explosivo en el recorrido del traslado de la cofradía de la Zamarrilla, a la vez que reivindicaba el acto en nombre de un comando anarquista.

Inmediatamente, se estableció el correspondiente protocolo de actuación ante supuestos de este tipo. Al objeto de comprobar la veracidad de la llamada y preservar la seguridad ciudadana, se desplazaron hasta la calle Pelayo –por la que en esos momentos pasaba la procesión- distintas unidades de la Policía Nacional así como agentes de la Policía Local de Málaga. Tras una minuciosa requisa realizada en el recorrido de la Zamarrilla –que por motivos de seguridad fue cambiado en su último tramo- los agentes no hallaron ningún artefacto explosivo. Con todos los datos obtenidos, los agentes pudieron constatar que la llamada era una falsa alarma.

Continuando con las gestiones investigativas en torno a la llamada y a su autoría, los agentes identificaron a un individuo de mediana edad, vinculado con la ideología anarquista, como presunto responsable de la falsa amenaza.

Se da la circunstancia de que el investigado no arrestado, un hombre de 52 años y nacionalidad española, se encuentra actualmente en prisión a la espera de juicio por un delito de robo con violencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?