¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOConferencia de prensa de Rajoy y Donald Trump desde Washington

Investigadores de la UA recuperan las antiguas mazmorras de La Medina de Tetuán

Allí, cuenta la leyenda, estuvo preso Miguel de Cervantes, quien convirtió a Tetuan en coprotagonista de algunos de los pasajes de Los tratos de Argel, La ilustre fregona, El juez de los divorcios y, por supuesto, del Quijote

La Medina de Tetuán, Patrimonio de la Humanidad / ()

Escribió Cervantes en El juez de los divorcios:

Por Dios, que he de ser leño en callar y en sufrir. Quizá con no defenderme ni contradecir a esta mujer el juez se inclinará a condenarme; y, pensando que me castiga, me sacará de cautiverio, como si por milagro se librase un cautivo de las mazmorras de Tetuán.

La Universidad de Alicante lidera el proyecto de investigación internacional “Intervención en la Medina y Mazmorras de Tetuán”.

Mazmorras de Tetuán / M'hammad Benaboud

Tetuán fue fundada en el siglo XVI por mujaidines granadinos y el depósito cultural que el tiempo ha ido sedimentando a través de la arquitectura ha conformado una de las medinas mejor conservadas de Marruecos. La Villa de la Medina de Tetuán fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

En sus mazmorras, cuenta la leyenda, estuvo preso Miguel de Cervantes, quien convirtió a Tetuan en coprotagonista de algunos de los pasajes de Los tratos de Argel, o La ilustre fregona o El juez de los divorcios y, por supuesto, del Quijote.

Allí se encuentran expertos de las universidades de Alicante, Tetuán, Granada y Politécnico di Milano, con el profesor de la UA y director del grupo de investigación AEDIFICATIO, Antonio Jiménez, al frente.

El objetivo de esta expedición es evitar daños personales de los habitantes de las viviendas de la Medina, proteger el patrimonio edificado, garantizar las condiciones de salubridad mínimas de las viviendas; realizar una primera intervención de emergencia en las mazmorras que ayude a su conservación; promover el aprendizaje de las técnicas de apuntalamiento por bomberos y estudiantes de la zona, así como enseñar técnicas de rehabilitación y restauración a trabajadores locales. Además se realizará un catálogo de los edificios con valor patrimonial y un manual de intervención.

El proyecto, que se inició en el 2009, cuenta con la colaboración de valor inestimable de la Association Tétouan Asmir y el catedrático de la Universidad de Tetuán M'hammad Benaboud, ambos piezas fundamentales para la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la Medina de Tetuán.

Cuatro bomberos del consorcio de la Diputación de Alicante acompañan a la expedición. Y es que, explica el profesor Jiménez, “parte de la intervenciones requieren labores casi de espeleología, por lo que la labor de profesionales bomberos es totalmente necesaria”.

La Medina

Tetuán es una medina marroquí reconstruida por andalusíes. Es una de las medinas de Marruecos que mejor reflejan la continuación del desarrollo cultural y artístico del patrimonio cultural andalusí a partir de la conquista cristiana de la última ciudad andalusí en 1492.

Esta continuación no se refleja únicamente en la conservación del legado andalusí sino en la continuidad de su creación y desarrollo después del final de la entidad política y militar andalusí. Es más, Tetuán y otras ciudades marroquíes de origen andalusí también representan la continuidad de la convivencia, puesto que el urbanismo y la arquitectura andalusí de Tetuán fue debido al contacto de esta ciudad con otras culturas que le permitieron desarrollar su personalidad y su patrimonio tan original y específico.

Tetuán es literalmente la otra orilla de al-Andalus, y aunque el Estrecho de Gibraltar no favoreció el florecimiento de la cultura andalusí en la totalidad del territorio Marroquí, las relaciones marítimas y comerciales que Tetuán mantuvo con la Península Ibérica permitieron la influencia andalusí en el transcurso de los siglos. Esa continuidad de elementos andalusíes en Tetuán se refleja en la arquitectura de la ciudad, la mentalidad de sus habitantes, sus tradiciones, los nombres de familias tetuaníes de origen andalusí como Sordo, Torres, Medina, Páez, Raghon y Martín.

El director del grupo de investigación AEDIFICATIO, Antonio Jiménez, en Hoy por Hoy Alicante:

Cargando